EN LA MODA, LOS HOMBRES DAN UN PASO AL FRENTE

La ropa masculina dio un paso al frente en la Semana de la Moda de Nueva York y, no por casualidad, debutó en esta primera edición dedicada al hombre con una virilidad viajera, exótica y desafiante en las colecciones del hondureño Carlos Campos o los estadounidenses Kenneth Ning y Eponymous.
El hombre que llega desde lejos y se enfrenta a nuevas realidades y temperaturas es el que ha inspirado a Campos. ¿Es ese el hombre que busca su espacio en el calendario de eventos “fashion” del mundo? Tiene de aquí al jueves para justificar su existencia.

La colección para 2016 del hondureño se titula “Forastero” y ese es el hombre que arrancó hoy: el que juega a una masculinidad con un estilo sugerentemente apátrida, cuyas raíces se hunden en la elegancia, pero el carácter nómada lo hace buscar inevitablemente la comodidad en tierra ajena.
“Es este hombre que está viajando por toda Suramérica y parece que ha venido con un lugar frío y se ha encontrado con la humedad y ha empezado a quitarse prenda por prenda”, explica a Efe Campos, que, se estableció desde hace años en Nueva York.
En su nueva colección apuesta por un verde entre la frondosidad de un bosque tropical y la frialdad de la conífera. “Es un poquito más tropical, pero sin perder esa esencia del hombre que es un poco más ‘chic’”, explica, aunque también aparecen el blanco y el color camel.

La misma dicotomía se encuentra en los tejidos (ha experimentado mezclando el lino con la lana) y en la deportividad de las prendas. “A pesar de que la línea tiene elementos deportivos, es sastrería. Cada prenda está bien construida por dentro, son chamarras pero están tejidas como si fuesen trajes”, explica el diseñador, un maestro de la complejidad natural, casi desapercibida.
Pantalones cortos, camisetas, cremalleras, bolsillos y zapatillas tenis en el lado de la informalidad. Solapas, cinturones y abotonado cruzado estilo gabardina apuntalan la alta alcurnia. Y todo ello, homogeneizado por una estética entre lo selvático, lo terroso e incluso lo militar.