Hija de argentinos, entre  víctimas de balacera en Musik

Campaña solidaria en marcha para ayudar a la familia.

 FREDDY VELEZ

Ariela Navarro-Fenoy
Ariela Navarro-Fenoy

Ariela Navarro Fenoy tenía apenas 26 años y sus sueños de vida se truncaron de forma absurda el pasado martes cuando murió abaleada, en un incidente ocurrido en las afueras de una reconocida discoteca de Toronto. Una víctima más de la violencia con armas de fuego en Toronto. Ojalá fuese la última.

Ella, de origen argentino, fue una de las víctimas de este ataque indiscriminado sucedido a las 3:30 de la madrugada y que dejó también como saldo otro joven muerto –identificado como Duvel Hibbert, de 23 años- y tres heridos más.
Las causas y en sí las circunstancias de esta balacera son motivo de investigación policial.
La policía de Toronto reveló que hubo dos incidentes pero no se sabe si están relacionados.
Hibbert murió en el patio de Musik –donde se realizaba un ‘after-party’ luego del festival OVO del rapero Drake.
La discoteca está ubicada en Exhibition Place. Navarro cayó abatida por disparos cerca al Dufferin Gates. Las autoridades piensan que puede haber otras víctimas y han solicitado colaboración de parte de posibles testigos. Se busca a dos hombres jóvenes, pero no como sospechosos, según se ha revelado.

Luto en familia hispana

Ariela era la hija mayor de Nancy Fenoy y Victor Navarro, y residía en el áea de Jane y Sheppard, en el nor-oeste de Toronto.

Ahora su familia y amigos elaboran el duelo, ese proceso doloroso que se hace más duro cuando se trata de la desaparición de una vida apenas en flor. Y esas personas que preciaban a Ariela han decidido iniciar una campaña pública con dos fines: uno, recaudar fondos para cubrir los gastos de su funeral. Y también para crear conciencia entre la sociedad en general pero en particular entre los hispano-hablantes de la necesidad de buscarle solución al problema del porte y uso armas en la ciudad y acabar con la violencia asociada.
Andrea Oyarce, amiga de la familia Navarro, dijo a CORREO que “es importante que la prensa difunda esto, que se haga una nota más que nada porque la gente de habla hispana también necesita tomar conciencia de las armas y sus peligros”.
Y añadió: “ya Ariela no volverá, pero, por qué no pensar en los demás”.
En apenas dos días, hasta este jueves, ya se habían recaudado más de $17 mil dólares –la meta es recolectar $20.000-.
Los interesados pueden hacer sus donaciones en:
http://www.gofundme.com/fgj2yzxk
Para que posibles testigos den información se puede contactar al Toronto Police Homicide Squad en el teléfono 416-808-7100 o suministrar pista de forma anónima a Toronto Crime Stoppers llamando al 1-800-222-8477