¿Cuál será la Canadá que
albergará en la siguiente década?

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      EDUARDO HARARI*

12088545_1153111544703214_7229800930235189540_n
Eduardo Harari, columnista invitado

Este 19 de octubre, nuestra comunidad tiene la oportunidad de cambiar el rumbo del gobierno canadiense en la siguiente década.
Stephen Harper y los Conservadores -nuestros gobernantes actuales-, han seguido una política de evitar las inversiones innecesarias mientras crean empleos, contando con la inversión extranjera en industrias claves como la petrolera, la de recursos naturales y la de logística. Uno de sus logros más importantes de la última década -aunque en la opinión de muchos no muy contundente- es la negociación de tratados de libre comercio con la Comunidad Económica Europea, China, Colombia, Chile, el Caribe entre otros. Internacionalmente Canadá perdió mucho prestigio como protector de los derechos humanos al moverse de miembro de los cascos azules de las Naciones Unidas a guerreros de primera fila a un costado de Estados Unidos. En temas del medio ambiente Canadá perdió toda su credibilidad adentro y afuera de su territorio.
Thomas Mulcair y los Nuevos Demócratas cambiaron del socialismo de izquierda hacia un partido de izquierda-centro, que propone crear una economía basada en resguardar gastos y lograr la inversión en nuevas iniciativas en la pequeña y mediana empresa al igual que el fortalecimiento de la industria de manufactura -a través de los sindicatos. Su estrategia económica de balancear el presupuesto nacional sin conocer el estado del fisco actual le ha quitado mucho del apoyo que habían conseguido durante el comienzo de la campaña electoral. Su plan social, su principal plataforma- se basa en un aumento en una cifra de $15 al subsidio por familia –por niño- del Programa de Child Care –cuidado de niños- sin que esté claro cómo se pagará el programa.
Justin Trudeau y los Liberales aspiran a volver a ser los victoriosos en esta contienda electoral y ponen sus esperanzas en el legado del apellido de una familia políticamente celebrada en la historia de la nación. ¿Su problema?: enfrentan el descontento de los miembros del mismo partido ya que el liderazgo escogió a dedo candidatos, algunos sin raíces en los distritos electorales. En lo económico, su plataforma se desvía de su tradicional postura de balancear el presupuesto nacional invirtiendo en proyectos de innovación tecnológica e investigación y desarrollo y, en cambio, direccionando la inversión a proyectos de infraestructura -los cuales no crean tantos empleos. Su política en relación a la legalización de la marihuana y la apertura del debate sobre el aborto no ha sido muy bien recibida dentro de la base -netamente conservadora en doctrina.
Su voto es esencial para elegir al candidato correcto y depende de nuestra comunidad el participar para que nuestra voz sea escuchada.

 

*Eduardo Harari, guatemalteco, fundador y director del Hispanic Political Affairs Committee of Canada.