EN LA PDAC: Protestan por acciones de mineras canadienses

a MINERIaEste pasado domingo, miembros del grupo Red Contra la Minería Injusta (MISN por sus siglas en inglés), se tomaron las calles de Toronto, dándole la bienvenida a los invitados de la Asociación de Empresas de Exploración y Desarrollo Minero (PDAC por sus siglas en inglés), a la “Convención empresarial, colonial, supervillana más grande del mundo”.

Activistas de la MISN repartieron documentos con información sobre tres de los más grandes patrocinadores de la convención de PDAC. También esta red reemplazó los programas originales por programas paródicos que demuestran la opinión de la entidad de activismos “sobre la “Responsabilidad Social Empresarial” (RSE) que propone PDAC, y las realidades que no se revelarían en presentaciones sobre este tema”.

En comuicado de prensa indica esta ong que “Si bien su nombre indica una inclinación hacia la RSE, en realidad, en estas presentaciones sobre el tema PDAC propone como líderes a algunos de los más importantes responsables por violaciones a los derechos humanos. Durante el evento hubo charlas patrocinadas por criminales empresariales tales como Barrick Gold y Goldcorp, por posibilitadores gubernamentales, incluyendo al Ministerio de Minas y Energía de Colombia y el Gobierno de Canadá, y por otras entidades como el Consejo Mundial del Oro”.

“Es ridículo que la misma empresa que les mintió a las comunidades y utilizó métodos corruptos para comprar tierras conduzca una charla en las sesiones de RSE sobre comunicación fluida con las comunidades” dijo Rachel Small, adscrita a MISN.

Rachel se refiere al hecho que Goldcorp les mintió a las comunidades en las cercanías de la Mina Marlin en Guatemala, dando a entender que los compradores de las tierras eran agricultores de orquídeas, cuando en realidad las tierras se destinarían a la explotación minera.

“La gente no sabía que esto iba a ser una mina. Le hicieron trampa, embaucaron a la comunidad” explicó Francisco Mauricio, un técnico agricultor de 40 años que trabaja con la Asociación de Desarrollo Integral Maya Mam  (Adima/Ajchmol) en una entrevista con la revista canadiense Briarpatch. “Para lograr su desarrollo, la mina engañó a mucha gente”. La Comisión de Derechos Humanos para Guatemala ha corroborado las afirmaciones de Mauricio, publicando varios testimonios donde figuran las mismas alegaciones.

Existen varias historias similares sobre otras minas de Goldcorp, en que la empresa engañó a comunidades cercanas a sus proyectos para que firmen contratos, sin que los firmantes tuvieran conciencia de los efectos que tendría la empresa en sus vidas y recursos hídricos.

La realidad tras la fachada de responsabilidad social de estas empresas inspiró la creación de los programas paródicos que repartió MISN y que dan a conocer la verdadera cara de PDAC y su estilo de responsabilidad social empresarial.

En los programas, MISN utilizó los mismos títulos para las actividades, pero añadió descripciones fieles a la realidad, dando cuenta de lo absurdo que resulta el supuesto compromiso de estas empresas con la responsabilidad social.

Algunas de las descripciones brindan información sobre los patrocinadores del evento, y otras ofrecen ejemplos de la vida real relacionados a la industria, y no al patrocinador específico. Por ejemplo, en la descripción que redactó MISN sobre la sesión de “Manejo de crisis desde una perspectiva de RSE”, se incluyó la idea que, en caso de violaciones a los derechos humanos, las empresas deben considerar la posibilidad de amenazar a las comunidades con demandas. La descripción de la charla reza: “Anticipar este tipo de violaciones puede asegurar que su empresa mantenga una ventaja cuando se trata de mantener encubiertas las violaciones de derechos humanos”. Aunque no se cuenta con indicaciones de que el patrocinador de la charla, el despacho de abogados Fasken Martineau, haya intimidado a comunidades afectadas con amenazas de demandas para encubrir violaciones, la empresa Barrick Gold se ha servido (infructuosamente) de esta táctica para silenciar a quienes se oponen a sus proyectos en Tanzania.

Como indicó en su momento Erma Bombeck, “La línea que separa la risa del dolor, la comedia de la tragedia, el humor del sufrimiento, es muy frágil”. Cada frase sarcástica de este programa paródico expone la realidad de comunidades que viven en cercanía a minas. Es cómico porque es absurdo, y es trágico porque es verdad.