VENEZUELA: un 1.500 por ciento más
por un dólar para viajar al exterior

Maduro busca “un sistema de captación, de inversión y administración de divisas” que “genere flujo de capital”

 

La tasa de cambio en divisas para los venezolanos que deseen viajar al exterior será más de un 1.500 % superior a la que se aplicaba hasta ahora, de acuerdo con los ajustes del nuevo sistema cambiario.

Las solicitudes de dólares para viajeros y compras electrónicas de los venezolanos, a las que hasta el momento se les aplicaba un cambio oficial de 13 bolívares por dólar, pasará a ser calculada sobre la tasa oficial de cambio más alta, que fluctuará alrededor de los 200 bolívares por dólar.

La aplicación de este tipo de cambio supondrá que el Estado continúe subvencionando los viajes al exterior de los venezolanos, aunque en mucha menor medida de lo que lo hacía.

Para el requerimiento de las divisas para los viajes al exterior, “se mantiene vigente” el riguroso procedimiento establecido por las autoridades en los últimos años, indicó el vicepresidente de Economía Productiva de Venezuela, Miguel Pérez Abadel, aunque no detalló cuál será el monto por cada viajero.

La tasa flotante, denominada “Tipo de Cambio Complementario (DICOM)”, incluirá también las operaciones de venta de divisas generadas por las exportaciones, la venta de hidrocarburos y de las empresas básicas, detalló el funcionario.

La tasa de cambio forma parte del sistema cambiario dual, recién anunciado por el Gobierno de Venezuela que entrará en vigencia este jueves.

Habrá, además, un tipo de cambio protegido: DIPRO, “dirigido únicamente para bienes y servicios, y remesas identificadas como prioritarias”, informó Pérez.

El DIPRO, dirigido al pago de la importación de bienes señalados como “esenciales para la vida” -alimentos medicinas y la materia prima para su producción-, “iniciará a una cotización de 10 bolívares por dólar y se ajustará de manera progresiva”, afirmó.

Con el DIPRO, la tasa más baja del mercado, el Gobierno “busca proteger y preservar a la familia venezolana, a los sectores productivos, sobre todo al sector de alimentos y el sector de farmacia”, dijo.

El nuevo sistema cambiario que, según el responsable económico fue diseñado por el presidente Maduro, busca ser “un sistema de captación, de inversión y administración de divisas” con la facultad de “generar flujo de capital”.