PRIMARIAS EN EE.UU.: Sanders se apunta otro tanto
frente a Clinton

Trump gana sin rivales

Bernie Sanders se apuntó este martes una nueva victoria en las primarias demócratas de EE.UU. para lograr la nominación presidencial frente a su rival Hillary Clinton.

Y en el campo republicano no hubo sorpresa: Donald Trump ganó las dos primeras contiendas a las que se presentó ya sin rivales.

En Virginia Occidental, los votantes tanto demócratas como republicanos estuvieron llamados a las urnas la noche de este martes, dando la victoria a Sanders y Trump respectivamente, mientras que en Nebraska (centro de EEUU) solo votaron los republicanos, que también auparon al magnate neoyorquino.

Las encuestas ya eran muy favorables a Sanders, por lo que su victoria en Virginia Occidental, uno de los estados más pobres de EE.UU., mayoritariamente blanco y con fuerte dependencia de la decadente industria minera, no fue una sorpresa.
“Virginia Occidental es un estado de clase trabajadora como muchos otros en este país, como Oregón, y la gente trabajadora está sufriendo”, se dirigió Sanders a sus simpatizantes en un mitin en Oregón, uno de los próximos estados en votar, tras conocer que se había impuesto a Clinton por un amplio margen en Virginia Occidental.

Pese a la victoria de hoy, Sanders sigue muy por detrás en número de delegados respecto a la exsecretaria de Estado y lejos de los 2.383 delegados necesarios para lograr la nominación de forma automática en la convención del partido que se celebrará en julio en Filadelfia (Pensilvania).

Aun así, las buenas noticias para su campaña son que, del mismo modo que lo era Virginia Occidental, las próximas citas electorales en el proceso de primarias del Partido Demócrata le son a priori favorables, ya que los próximos estados en votar serán Kentucky (también de fuerte tradición minera y empobrecido) y Oregón.
“Estamos en esta campaña para ganar la nominación demócrata. Lucharemos por cada uno de los votos en Oregón, Kentucky, California, las Dakotas…”, aseguró Sanders, quien pese a reconocer que tiene frente a sí “un camino empinado”, dijo estar acostumbrado a este tipo de situaciones y se mostró convencido de que “todavía queda un sendero hacia la victoria”.