Correo, 15 años: un referente de la comunidad hispana

3-Carina Ramos CARINA RAMOS*

CARTA ABIERTA A UN AMIGO  Y A UN COLEGA

 

Querido Freddy Velez,

Te felicito por tu entrega y tu pasión, tu esfuerzo y tu lucha sin renunciamiento que han hecho posible que Correo permanezca en la vida de los hispanos de Toronto desde aquel junio 2 de 2001.

Un diario impreso en la era digital es una necesidad que sólo los hombres sensibles como vos pueden reconocer y nuestra comunidad te lo agradece con su lealtad permanente.

Julio del 2001. El diario tenía apenas un mes cuando yo me uní a la redacción en la que vos ya eras un veterano.  Recuerdo qu me sentaba en aquél escritorio enfrentado al tuyo y gracias al fundador ya fallecido, Don Daniel Ianuzzi, éramos varios los que pujábamos a diario para sacar el periódico, en aquél entonces, tres veces por semana: lunes, miércoles y viernes.

Nos comandaban Mercedes Fernández (editora) y Juan Carlos Cordero (director general). Isabel Inclán y nosotros dos éramos los únicos redactores de planta, pero colaboraba con sus notas especiales de deportes Nestor Marroquín. No me vienen a la memoria las nacionalidades de cada uno de los miembros del equipo, pero recuerdo claramente que éramos un nutrido muestrario de hispanidad, un puñado de latinos orgullosos de mantener viva la pasión del periodismo, entre ellos Diana Cuadra (diseñadora) y Néstor Ponce (fotógrafo). Se unieron más tarde Lorena Lorenzo haciendo fotos y Elizabeth Meneces (cronista). Eramos más y me estoy olvidando de varios. Por favor, perdonen mi memoria cincuentona.

Así arrancamos aquel año. La primera gran cobertura fue la de la Copa América 2001, a tu cargo y desde tu natal Colombia. Luego, en septiembre el mundo se detuvo con la caída de las torres. Dos ediciones especiales fueron la respuesta de Correo a la barbarie que golpeó tan duramente en el suelo estadounidense y repercutió en cada rincón del planeta. Después de aquel tremendo sacudón, la tarea periodística siguió con la cobertura de la guerra contra el terrorismo y la interminable sospecha en los aeropuertos, las campañas electorales, los clásicos deportivos, las navidades y la música. Y través de los años, siempre con el común denominador de tu presencia, Correo se convirtió en un referente de la comunidad hispana, una página querida y respetada donde los latinos buscamos el reflejo informativo de la lengua que nos une.

Felicitaciones Freddy por tu papel primero como reportero, luego como jefe de redacción y  ahora como editor general y co-propietario. ¡Gracias por estos 15 años de información y opinión con el acento nuestro!

*Periodista  argentina radicada en Toronto