Tokio 2020. Se dieron a conocer los planes para retomar el empuje perdido a causa del Covid-19

El Comité Olímpico Internacional (COI) y el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 acordaron “simplificar la organización” de la cita para “reducir los costos” tras la postergación obligada para 2021.
Lo anunció el presidente del COI, alemán Thomas Bach, tras una reunión con el comité ejecutivo de la entidad desarrollada mediante una videoconferencia en Lausana.
“El impacto es enorme. Tuvimos que postergar los Juegos Olímpicos, entonces no existe un plan para esta gigantesca tarea que debemos desarrollar en las circunstancias muy difíciles de esta pandemia”, afirmó Bach en alusión al coronavirus.
El titular del COI aseguró que junto a sus “socios y amigos japoneses” están “buscando maneras para simplificar la organización de los Juegos, para ver cómo podemos reducir su complejidad y cómo podemos reducir sus costos”.
Pese al aplazamiento de un año, el COI y las autoridades japonesas decidieron que la cita conserve el nombre de “Tokio 2020” al igual que su logo.
Más temprano, Toshiro Muto, titular del comité ejecutivo a cargo de organizar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, reconoció que la cita no se llevará a cabo “en gran esplendor” como en las ediciones previas.
Muto explicó que los organizadores de las Olimpíadas están trabajando sobre más de 200 propuestas para simplificar y reducir los costos del evento que fue postergado para 2021 por la emergencia sanitaria decretada por la pandemia del Covid-19.
En una rueda de prensa, Muto reveló además que los organizadores no excluyeron reducir el número de espectadores aunque el programa de la competición mantiene por ahora su formato original.
A su vez, Yoshiro Mori, presidente de Tokio 2020, rechazó discutir la posibilidad de una anulación definitiva de los Juegos Olímpicos, que se realizarán del 23 de julio al 8 de agosto de 2021.
“No es justo discutir especulaciones basadas sobre un escenario hipotético y nuestra dirección es por lo tanto no considerar de hecho la cancelación”, argumentó Mori.
El primer ministro japonés, Shinzo Abe, reconoció en abril que podría ser “difícil” organizar las Olimpíadas si el país no lograba contener el coronavirus.
El Comité Olímpico Internacional (COI) y el gobierno japonés comunicaron en marzo la decisión de postergar la trigésimo segunda edición de los Juegos, prevista originalmente del 24 de julio al 9 de agosto de este año.
Ante la consulta sobre si el COI ya fijó un plazo para decidir si mantener o no las Olimpíadas a partir de la situación sanitaria, Bach respondió que “no hay una fecha límite”.
“Si hay algo que aprendimos de esta pandemia, es que la situación evoluciona cada día, a veces a cada hora”, subrayó Bach, quien invitó a los atletas a manifestarse alrededor del mundo “de un modo digno” contra el racismo.
Bach aludía a la decisión de deportistas de arrodillarse para clamar justicia tras el asesinato de George Floyd a manos de un policía blanco en Minneapolis pese a que está formalmente prohibido por la regla 50 de la Carta olímpica, que veda también el gesto del puño en alto con significado político.
Por otra parte, el COI anunció el programa completo de deportes y disciplinas para los Juegos Olímpicos de París 2024 que será confirmado en diciembre.
El compromiso del COI, agregó Bach, es “reducir la cuota total de atletas fijando un límite de 10.500 unidades y garantizando, donde sea posible, la igual participación de mujeres y hombres en los eventos en línea con los principios de las Olimpíadas”, aseguró.
Durante la videoconferencia, Bach anunció también entre los nuevos potenciales miembros del COI al presidente de World Athletics, el británico Sebastian Coe, y al político mongol Battushig Batbold.
Asimismo, mencionó a la campeona olímpica cubana María de la Caridad Colón, de la ex presidenta croata Kolinda Grabar Kitarovi y de la princesa de Arabia Saudita, Reema bint Bandar Al-Saud. Las candidaturas serán evaluadas el 17 de julio por el Comité Ejecutivo del COI.

Lois es una conocida reportera que fue capaz de desempeñar tareas típicamente masculinas en una época en la que las mujeres aún estaban limitadas a la esfera doméstica y totalmente apartadas de la esfera pública. Y si bien se trata obviamente de un pseudónimo utilizado por alguien que no desea ser reconocido/a, en Correo estamos orgullosos de sus colaboraciones.