Proteger y cuidar de nuestros Seniors: Una prioridad

Uno de los temas que abordamos frecuentemente en nuestro periódico es la atención al adulto mayor en Canadá. Sus principales problemáticas, los programas sociales que los apoyan y los beneficios y derechos que gozan como parte de la sociedad son cuestiones vitales en los tiempos actuales, marcados por un rápido envejecimiento poblacional a nivel global.

En este sentido nos preparamos para celebrar este 1º de octubre el Día Internacional de las Personas de Edad, una fecha señalada por las Naciones Unidas y que busca llamar la atención sobre asuntos importantes relativos a esta etapa de la vida.

En muchas naciones todavía los derechos de los adultos mayores se vulneran lacerando sus necesidades de cuidado, salud, seguridad social y trabajo.

A esta situación se suma la actual pandemia que vive el mundo ya que aunque las personas de cualquier edad corren el riesgo de contraer COVID-19, las personas mayores tienen un riesgo elevado de mortalidad y enfermedad grave después de la infección, y los mayores de 80 años mueren a un ritmo cinco veces mayor que el promedio.

Además se estima que el 66% de las personas de 70 años o más tienen al menos una afección subyacente, lo que los coloca en un mayor riesgo de impacto severo de la enfermedad.

Las personas mayores también pueden sufrir discriminación por edad en las decisiones sobre atención médica y terapias que salvan vidas.

El maltrato es un problema social que existe en los países en desarrollo y desarrollados y, por lo general, no se notifica suficientemente en todo el mundo.

Aunque se desconoce realmente la magnitud del maltrato a los ancianos, su importancia social y moral es indiscutible.

Por ese motivo, este problema requiere una respuesta multifacética que se centre en la protección de los derechos de las personas de edad; acciones que deben comenzar también en nuestro seno familiar.