La fuerza latina se hizo sentir en Toronto y GTA

Las elecciones municipales del 24 de octubre reafirmaron algunas figuras en cargos claves de la política y la administración pero también le abrieron las puertas a nuevos rostros que vienen a aportar ideas y estrategias para el bienestar de las comunidades.

Poca sorpresa fue que el alcalde John Tory retuviera su posición aunque en la carrera resultó grata para la comunidad latina la segunda posición en que quedó el colombiano Gil Penalosa.

Penalosa registró alrededor del 18% de los votos lo cual no deja de ser un buen resultado para una primera postulación. La campaña del colombiano se desarrolló con éxito aunque aún debe responder a las preguntas de la organización CASA sobre presuntos vínculos de corrupción en su país natal.

Otras victorias que celebra hoy la comunidad latina de Toronto y el GTA son las de Alejandra Bravo, Monique Forster y Matías de Dovitiis quienes han hecho historia y ponen en alto el quehacer transformador de la inmigración latinoamericana.

La chilena-canadiense Alejandra Bravo, quien aspiró a ser legisladora federal en 2021 y ha sido candidata a concejal en tres ocasiones, es hoy la nueva concejal por Davenport. La conocida integrante del NDP contó con el apoyo de la MPP de Davenport, Marit Stiles, del líder nacional de NDP, Jagmeet Singh, y de varios grupos de ese distrito que aspiraban verla lograr su objetivo.

En reciente entrevista con CorreoTV, Bravo adelantó que sus primeras acciones estarán realmente enfocadas en el presupuesto que viene, en identificar los servicios más importantes a proteger y en buscar alternativas para que todos disfruten sus derechos como personas.

Por su parte, Monique Forster repite por tercera ocasión como trustee en Durham, una localidad en donde enfrenta los múltiples desafíos de la educación pública en Canadá.

“Nuestra comunidad tiene uno de los índices más altos de deserción escolar. Mostrar esta realidad en cifras es complejo ya que, a partir de ciertas leyes de educación, hemos tenido que encontrar otras avenidas para conseguir que los estudiantes se gradúen. Nosotros creamos las oportunidades, pero eso no significa que todos tienen las mismas opciones. Siempre hay una situación de desventaja para aquellos que deciden no terminar la secundaria. Esto contribuye además a empeorar muchos problemas sociales como la pobreza, el subempleo o la violencia doméstica”, alertó Forster a CorreoTV en una entrevista publicada en nuestro medio.

La educadora impulsará durante los venideros cuatro años nuevas opciones para que los jóvenes latinos se sientan motivados a continuar estudios y contribuyan a engrandecer la comunidad.

Similar misión tiene Matías de Dovitiis en la localidad de Humber River-Black Creek.

El nuevo concejal educativo explicó que la zona de Humber River-Black Creek es una de las más necesitadas de todo Toronto y presenta hoy una de las tasas de ingreso más bajas de la urbe. “Aquí viven muchos inmigrantes, muchas familias latinoamericanas, y el español es el segundo idioma hablado en la casa. Nuestra comunidad tiene una problemática muy grande y estoy interesado en ser el trustee por la necesidad de crear los cambios que les den mejores oportunidades a los jóvenes”, manifestó en una entrevista publicada en nuestro medio.

Desde Correo Canadiense felicitamos a estos y otros representantes de la comunidad latina que están dando importantes pasos para garantizar la representación de nuestra comunidad y plasmar en hechos nuestra experiencia, disposición y deseos de una sociedad mucho mejor.