Escritores de Iberoamérica resaltan ventajas de la literatura en medios digitales

En el marco del Mes de la Herencia Hispana-Latina, Correo Canadiense realizó el 28 de octubre una mesa redonda con diez escritores autores independientes iberoamericanos a fin de analizar “Los retos de la literatura en español en los medios digitales”.

Los participantes fueron: Martha Bátiz (México-Canadá), Alvaro Díaz (Uruguay-México), Patricia Licciardi (Argentina), Servando Clemens (México), Fran Márquez (España), Federico Ochoa (Colombia), Luis Gutiérrez (Venezuela), Samir Karimo (Portugal), Cuauhtémoc Ponce (México), Asniel Rodríguez Ruiz (Montreal, Canadá).

Por un espacio de una hora y media, y aprovechando la ventaja tecnológica de la plataforma Zoom, los escritores se unieron en una misma mesa virtual para reflexionar colectivamente acerca de la literatura digital y tradicional.

En general coincidieron con las ventajas que ofrece la tecnología digital para difundir sus obras y hacerlas accesibles al público. “Ahora podemos llevar en el bolsillo una biblioteca virtual”, dijo Alvaro Díaz, en relación a las ventajas de los celulares y tabletas.

Patricia Licciardi aclaró que la literatura digitalizada no es lo mismo que la literatura en medios digitales, y destacó que la literatura digitalizada puede ser un “canal vivo entre escritores y lectores.

Coincidieron en que la digitalización ayuda a hacer más accesible la lectura de libros, sobre todo al disminuir su precio y permitir su almacenamiento.

Casi todos estos escritores pertenecen a la red social Boukker.com, creada en mayo de 2019 para amplificar un intercambio dirigido a lectores, escritores, editoriales, librerías, bibliotecas y el mundo editorial, a través de su plataforma digital.

Tal como lo informó en su momento en estas páginas nuestro corresponsal en Cuba, Benigno Martínez, Boukker está dirigida a autores talentosos, aunque poco conocidos, con dificultades para acceder al mercado editorial tradicional, por lo que la plataforma opta por publicar lo mejor de la producción literaria del momento.

El español Fran Márquez dijo que las plataformas literarias facilitan una “armonía” entre escritores y lectores, permiten “compartir gustos y aficiones”. Consideró que la combinación entre literatura y tecnología “tiene un valor extra”.

En lo anterior coincidió el traductor y guionista de comics Samir Karimo, quien fue finalista en el Concurso Internacional de Cuentos online “Oscar Wilde”, organizado por Boukker, y quien se definió como un escritor de “horror extremo”.

Para el venezolano Luis Gutiérrez, el reto del escritor de atrapar al lector no ha cambiado. “Hay que usar la tecnología para superar ese reto”, dijo este escritor de suspenso y humor negro.

El también finalista en el concurso de cuentos “Oscar Wilde”, el colombiano Federico Ochoa, reconoció las ventajas de la tecnología aplicadas a la literatura.

El joven Servando Clemens, ganador de la segunda edición del concurso “Oscar Wilde” y cuyo cuento “La mano derecha del candidato” esta publicado en esta edición de Correo Canadiense, “la escritura es una especie de catarsis, una válvula de escape que permite crear mundos surrealistas”. Señaló que los medios digitales son primordiales para dar a conocer la obra literaria a un público más amplio. “Sin Boukker sería un escritor regional”, precisó.

El director ejecutivo de Boukker, Asniel Rodríguez, se refirió a las ventajas de esta plataforma para promover la obra literaria contemporánea

Por su parte, la escritora Martha Bátiz, autora de obras como A todos los voy a matar, La primera taza de café y Boca de Lobo, criticó la falta de rigor editorial en donde las editoriales ya no invierten en correctores de estilo y se publican libros con errores gramaticales.

Reconoció las ventajas como el acceso a la obra literaria a menor costo y mayor distribución, que permite la tecnología. “Debemos encontrar la manera de revitalizar los medios que tenemos y hacer talleres literarios por internet”, dijo, aunque resaltó la importancia de “no perder el acceso al libro físico”.

El interés por mantener viva la magia de leer libros, pese a la penetración de redes sociales que acostumbran a leer poco y menos, algunos de estos escritores crearon la columna “Cuentos en Red”, que se publicará semanalmente en Correo Canadiense y en donde se publicará un cuento o microrrelato de autores de Argentina, España, México, Portugal, Colombia, Venezuela y Uruguay.