Máquina roja

Un primero de febrero durante la mañana fría del crudo invierno ruso, el tren transiberiano hizo la primera de una serie de breves paradas, que ayudarían a revivir una estación muy apartada...

La espera

Parece un mal sueño. Lo frío y rígido de su cuerpo me enloquecen ¡No lo soporto! El vestido que la cubre, con pocos vestigios de su blanco original, luce...

De los pies a la cabeza

El narcotráfico se tragó a mi ciudad. Casi todos éramos parte del crimen organizado y el gobierno era la cabeza del corporativo. Personas como yo o como mis parientes, éramos los pies...

Cuando un cambio se precipita

Mi mente se había ensanchado por pensamientos angustiantes y su peso se hizo tan abrumador que necesitaba liberarme de ellos. Salí de la oficina con una determinación. Subí el...

Insectos

Caminando estaba por la calle cuando algo de golpe en mi pierna picó, un insecto espeluznante mi sangre succionó pero el parásito algo no sabía y que mi sangre de esos tipos...

Por curioso

Solo la vi un instante, pero quedé marcado para siempre. Su viva cabellera llamó mi atención y lo penetrante de su mirada trasformó mi existencia. Morir me está ahora...

Dilema

Su cuerpo bañado en el brillo húmedo de las ganas se mueve ondulante ante las caricias precisas del hombre de sus anhelos que, hundido en aquellas ansias voluptuosas, se muestra engreído como...

Arte efímero

¡Qué poeta, Anacleto Males!, el menor de los Males, casao con Ambrosía Lustrosa, fea como apoyar la mano en un sapo, pero güena cocinera. Anacleto escrebía en sopa e’letras....

Tzimtzum

Tzimtzum Era un punto infinito... acaso una linealidad eterna vista desde un extremo o quizás y solo quizás, el rastro de un ser superior de otra dimensión retirándose a su escondite para...

Arde Madrid

Lo despertó un olor agrio a goma quemada. Abrió la ventana… Madrid ardía por completo. De inmediato se dejó escuchar el llanto de su hija menor y la risa cínica de su...
Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0