Luz al final del túnel para decenas de miles de aplicaciones de inmigración represadas

¡En inmigración, todo se normalizará hacia finales de 2022! Buenas noticias para todas aquellas personas que necesitan, y siguen de cerca las noticias sobre los diferentes programas de inmigración en Canadá.

El honorable ministro de inmigración Sean Frazer, quien es miembro del parlamento federal en representación de Centro Nova, una bellísima región de la capital Ottawa, ha afirmado este pasado 24 de junio en entrevista para CIC News, que los trámites y el procesamiento de aplicaciones en el departamento de Inmigración, Refugiados, y Ciudadanía de Canadá regresarán a la normalidad para finales de este año.

Se trata de una apuesta y una afirmación bastante arriesgada por parte del ministro, por lo que todas y todos cruzamos dedos porque sea una realidad.

No olvidemos que otras afirmaciones realizadas en el pasado por el gobierno, si no semejantes a la del ministro Frazer, por lo menos bastante optimistas, generaron al final mucha frustración porque no se cumplieron, sea por la pandemia, o quizá también porque los pronósticos estaban desfazados. La gente se angustia dada la lentitud en el procesamiento de sus aplicaciones, y la poca información que obtienen acerca del estado de su aplicación y las razones para tanta demora.

La verdad es que posiblemente más de 250,000 aplicaciones, en diferentes programas de inmigración, están represadas y algunas de ellas por varios años. Claro, reconocemos que la pandemia agravó la situación, pero también es cierto que ha habido demasiada lentitud en el procesamiento. Canadá y sus necesidades han crecido aceleradamente, por tanto, más personas inmigrantes son requeridas, trabajadores y trabajadoras calificadas y de muchos otros oficios, pero por momentos pareciera que el departamento de inmigración del Canadá no se ha ajustado a esa realidad.

Según el ministro Frazer la buena noticia es que se ve luz al final del túnel… “ahora estamos en camino de restaurar nuestro estándar de servicio previo a la pandemia para fines de este año calendario para prácticamente todas las líneas de negocios”. Estas fueron las palabras emocionadas del ministro el pasado viernes. Hoy muchos nos preguntamos, ¿cuál será el plan específico para alcanzar esta meta tan ansiada por quienes tienen sus vidas en vilo? Esto por la angustia de quienes siguen a la espera de que haya una respuesta concreta a sus expectativas.

El ministro cree que el actual gobierno está tomando las medidas necesarias para que el sistema de inmigración, según sus palabras “vuelva a encarrilarse”. Entre las medidas que se han anunciado, la primera que me gustaría destacar es que el departamento de inmigración ha venido contratando y contratará en total aproximadamente 500 nuevos empleados para los diferentes sitios de procesamiento distribuidos a los largo y ancho del país.

Segundo, destacó la retribución presupuestal que según el ministro, será cercana a los $470 millones del presupuesto federal, dinero asignado directamente al área de inmigración, $85 millones de ellos específicamente para acelerar el procesamiento de solicitudes.

Tercero, el ministro Frazer ha informado que la plataforma digital va a aumentar su confiabilidad, por lo que deducimos que permitirá aumentar el ritmo de trabajo. Vale destacar, que desafortunadamente la actual plataforma digital está presentando muchos problemas; por ejemplo, los diferentes portales que suponían una solución para la rapidez y eficacia de las aplicaciones online, en realidad están operando de manera muy irregular. En días pasado traté de subir al portal asignado las formas para una residencia permanente en Canadá para persona protegida (Refugiados bajo la Convención), y la verdad fue muy complicado, tanto que hubo que repetir hasta tres veces el intento, hasta que por fin el portal parecía que se normalizaba.

Más vale que el departamento Inmigración, Refugiados, y Ciudadanía de Canadá eleve su eficiencia, de otra forma la crisis generada por el represamiento de aplicaciones, conocido como ‘backlog’ se podría acrecentar hasta niveles inmanejables.

Recordemos que el mismo ministro Frazer, y otras voces del gobierno han venido publicitando, nacional e internacionalmente, que Canadá se apresta a recibir entre 2023 y 2025 más de 430,000 nuevos inmigrantes, pero que 2.4 millones de aspirantes ya han solicitado venir al Canadá, especialmente bajo los diferentes permisos de trabajo en los últimos dos años, particularmente durante a pandemia.

Por otra parte, y lamentablemente nada se dijo, de las decenas de miles de aplicaciones relacionadas con reunificación familiar (patrocinio de familia y otras), represadas por largo tiempo, mientras las familias, ante la crítica situación social y económica acrecentada por los altos precios del costo de vida y la inestabilidad internacional, sufren por sus seres queridos.

Seguiremos de cera estos anuncios, y entretanto de nuestra parte en AMIGRAR, seguimos ofreciendo los mejores servicios profesionales de inmigración posibles.