Héroes sin capa

–Alguna vez te has preguntado: ¿qué es vivir con cáncer?

El cáncer es una enfermedad que, con solo pronunciarla, atemoriza no solo al que la padece sino a quienes deben asumir la tarea de cuidadores en muchas áreas. Los enfermos de cáncer son verdaderos héroes y heroínas que deben librar batallas permanentes no solo a nivel físico, sino también emocional. Estas batallas a veces se ganan y otras tantas se pierden. Pero lo que si es cierto es que estos pacientes llegan a convertirse en grandes héroes sin capa.El papel de todos los que de una u otra forma apoyamos los procesos emocionales y psicológicos de los pacientes con cáncer, asumimos muchas tareas que van desde la psicoeducación y prevención hasta la intervención en crisis y estabilización emocional, acompañando en los procesos de duelo y todas sus etapas, en los que se logre orientar en la reorganización de tareas, proyectos personales y grupales y el cuidado del enfermo y de los cuidadores primarios. En esta tarea es fundamental el apoyo familiar, las estrategias que tenemos a la mano como la comunicación, expresar los miedos que sentimos con respecto a la enfermedad y hasta la muerte, repensar sobre los estilos de vida, las habilidades emocionales y de comportamiento, la resiliencia y la resignificación de la vida que impacten de manera positiva todos los esfuerzos para sobrellevar mejor la enfermedad del cáncer.Es por todo esto que debemos enfocar el pensamiento hacia el positivismo y la esperanza a la hora de interpretar y entender la enfermedad cada vez que nuestro ser querido tenga múltiples pensamientos, creencias, ideas o conceptos deformados, irracionales o inapropiados respecto a su enfermedad y situación. Donde pensemos más en la mejora de la calidad de vida a nivel psicológico y en algunos casos, físicos e inmunológicos, para tener una mejor comprensión con los cuidadores siendo efectiva con relación al afrontamiento y bienestar emocional. Todos podemos ser red de apoyo para los pacientes con cáncer y sus familias. En nosotros está el que vibremos en la frecuencia curadora del amor con palabras amorosas, prudentes y alentadoras. A pesar de nuestros miedos, mostrar más nuestro aprecio a medida que va avanzando la enfermedad. Es por eso por lo que hoy en día se sabe que una de las expresiones más curadoras son los abrazos, los cuales tienen un efecto sanador, ahuyentan la soledad, fortalecen la autoestima, alejan los miedos, alivian tensiones y hacen más llevadera la enfermedad del cáncer a estos héroes sin capa.Con este mensaje, quiero hacerle un homenaje a todos aquellos que han tenido que afrontar y padecer diversos tipos de cáncer, sean benignos o malignos, pero que en definitiva cambian el curso de sus vidas y las de sus seres queridos para siempre. A los que pudieron salir victoriosos les decimos: ¡Ánimo, no se rindan! Y a aquellos que ya no están, les decimos gracias por habernos enseñado el coraje, la paciencia y la esperanza.

Rubiel Chica
+ posts

Psicoterapeuta registrado en Ontario, conferencista, investigador y tallerista. Pertenece al grupo Interno de Trabajo de Colombia Nos Une en el consulado de Colombia en Toronto.