Reseña literaria

(Anatomía transparente de Rommel Manosalvas.  

Bogotá: Editorial Planeta Colombia. 2022. 181 páginas)

Anatomía transparente es la primera novela del ecuatoriano Rommel Manosalvas. La historia conduce al encuentro del mundo de un joven quiteño, Samuel. Desde el inicio de la novela el lector sabe que el protagonista ha muerto, pero lo que intriga no es esa realidad, sino el trayecto que provoca ese desenlace.  

Narrada en fragmentos, la historia transita por el presente y el pasado de Samuel; la relación con sus padres, con su vecina, con sus primeros y últimos amores están escritas en hojas de cuaderno, en servilletas, en trozos de papel. Escribir es el último recurso ante la certeza de que su final se acerca.   

De esta novela se podría decir que los personajes son inventados, que la ciudad donde sucede también es inventada, pero de a poco la narración nos reviste y es fácil reconocerse en ella. Anatomía transparente es la historia de un hijo que solo después de muerto logra entablar una conversación con su madre, sin tapujos ni medias tintas, y también es el drama de una madre que, en el silencio de la muerte de su hijo, al fin logra escucharlo a través de verdades escritas en aquellos retazos de papel.  

La escritura en la novela cumple el rol de un personaje más. No es una escritura horizontal en la que se intuye, después de cada capítulo, la continuación, sino que al contrario cada fragmento de esta novela sorprende con las circunstancias y ocasiones que han llevado a Samuel a escribirla, manteniendo la expectativa que a la vez que es el cimiento sobre el que se sostiene la novela, es también la razón de su encanto.

María Fernanda Rodríguez
+ posts