Por: Tomás Romero

Fue una noche inmensa para el equipo canadiense en Ockland California. Parecía imposible ganar la serie contra los Golden State Warriors que venían de ganar 3 de las ultimas 4 temporadas, pero el trabajo de Masai Ujiri dio sus frutos a pesar de las críiticas de los medios y alguna gente del basketball.

Cuando Kawhi Leonard llegó a los Raptors y Demar DeRozan viajo a San Antonio, se comenzó a escuchar que en el equipo de Toronto se hablaba de conseguir la championship de la NBA.

Muchos sacudíamos la cabeza como diciendo ”¿estoy escuchando bien?” Bueno, SÍ, escuchábamos bien.

Uriji trabajó duro para conseguir otros jugadores y seguir reforzando su equipo con hombres como Danny Green, y Marc Gasol, éste ultimo muy importante por  su experiencia y su juego, mientras Leonard, en los últimos 3 meses se convertía en el mejor jugador de la liga, reconocido por la mayoría de la prensa especializada norteamericana.

Según dijo luego el técnico Nick Nurse, en la serie contra los Orlando Magic ya se podía ver que algo diferente estaba sucediendo, y luego, contra Filadelfia, se comenzó a soñar con que el milagro podría suceder.

Y asi llegaron a los Milwaukee Bucks. Con una explosión colectiva consiguieron ganar en 6 partidos. Todos sus hombres respondían y en particular Kawhi Leonard, que con Kyle Lowry, Marc Gasol y Pascale Siakam fueron dominando y mejorando el rendimiento partido a partido.

Serge Ibaka, por su parte, era increíble debajo del rim y también lo fue Fred Van Vleet en los partidos contra Golden State.

La experiencia de Danny Green ayudó mucho en defensa y tuvo noches en las que contribuyó con notables tiros de 3. Tambien merece ser mencionado Norman Powell que siempre estuvo dispuesto a cumplir su función con toda su energía.

El resultado del sexto y último partido contra los Warriors fue la mayor demostración del trabajo colectivo de que hablábamos. Ese partido tuvo a Siakam con 26 tantos y 10 rebotes, Lowry 26 tantos y 10 asistencias,Van Vleet  22 tantos, Leonard 22 tantos y Serge Ibaka 15 tantos.

Así, sobrevino la fiesta deseada por todos: tanto por los jugadores como por la masa tan popular que quiso mostrar su apoyo a los Toronto Raptors en ese desfile escandaloso que congregó a mas de 2 millones de personas que mostraron a toda voz su alegría apoyando a sus héroes desde el Exibition hasta el City Hall de Toronto.

Sí. Escandaloso. Porque era un mar de gente, que contó además con personalidades como el Primer Ministro Justin Trudeau, el Premier de Ontario Doug Ford, y el Alcalde de Toronto, John Tory que fue una pieza fundamental por el apoyo y dedicación para hacer posible el tremendo día vivido el  lunes 10 de junio en TO.

¡Felicitaciones a los Toronto Raptors y otra vez a ese público fiel y entusiasta!

Let’s go Raptors!