La mujer latinoamericana en Canadá sigue buscando su voz política

En EEUU la explosión de la población latinoamericana ha cambiado el firmamento político en grandes partes del país, como se aprecia en estados como Texas, donde por décadas votaron por la derecha y ahora se ven al hilo de cambiarse y pasarse al lado de los demócratas. Muchos de estos cambios son liderados por mujeres.

Alexandria Ocasio-Cortez es la estrella de este movimiento joven, femenino y latinoamericano, pero hay docenas de mujeres a nivel nacional que están remontando una ola de cambio en ese país, cientos a nivel estatal. En Canadá, en donde el español es el segundo idioma más hablado después de los dos idiomas oficiales, el inglés y el francés, esta ola todavía no ha hecho el mismo impacto, pero ya se siente.

No ha habido hasta este momento un gran número de mujeres electas en Canadá de origen latinoamericano, pero ya se ven muchas más candidatas. En Toronto, el historial es todavía pobre. Luz Bascuñán, de origen chileno, fue hace casi 20 años electa al TDSB. Alejandra Bravo, también chilena, estuvo cerca de ganar una elección municipal en dos ocasiones. A nivel provincial, nunca ha sido electa una persona de origen latinoamericano. A nivel federal, la integrante del Parlamento Federal por el distrito de Davenport, Julie Dzerowicz, es hija de madre mexicana. A nivel nacional ha habido dos mujeres latinoamericanas electas al parlamento con la ola de Jack Layton y el NDP en el 2011, y ahora hay una senadora, la peruana Rosa Gálvez, todas originarias de Quebec.

En Ontario, ya se ven bastantes más candidatas, y esto ojalá sea un precursor para tener más latinoamericanas electas. La importancia de la participación cívica no se puede asumir sin explicar. Sin representación en la vida cívica y electoral, los latinoamericanos pierden su voz y esto impacta la comunidad a todo tipo de niveles.

El nivel de las escuelas donde vivimos, los servicios públicos, el transporte y mucho más sufren si grupos como los nuestros no hacen sentir sus necesidades.

Una mujer emblemática del tipo de cambio que esperemos esté por venir es Andrea Vásquez Jiménez. Esta joven voz latinoamericana ya hecho impacto. Con su trabajo en el sistema educacional de Toronto ha efectuado cambios importantes como la eliminación de la policía de las escuelas, campañas a favor de la inversión en apoyos educacionales y mucho más en el ámbito de equidad. Es nuevamente candidata por el New Democratic Party en el distrito de York Centre para el 26 de octubre en una elección especial.

Estas son las voces que necesitamos como comunidad para continuar construyendo los caminos de ascendencia que tanto nos hacen falta.

Politólogo y activista en la comunidad latinoamericana en Toronto. Fundador de Organization of Latin American Students (OLAS) en la Universidad de Toronto. También creó la organización CONOSER, que genera programas para mejorar las oportunidades académicas de los latinoamericanos en Canadá.