Con eme de mentira

  En los anales secretos de los druidas, un párrafo cuenta del bardo que encontró la inmortalidad y la muerte en un poema ya olvidado; un poema infinito que abarcaba toda la historia de los hombres.

  Especulan los eruditos que aquel poema constaba de un único verso tan intenso que al declamarlo ante su rey, murió el poeta. Yo sé que era sólo una palabra. Lo escuché de voces anónimas cuyos ecos resuenan en cantinas y prostíbulos de Galia y afirman que el rey mismo, sabiéndose ilegítimo, decapitó al bardo cuando la pronunció a su oído. Todos coinciden en que esa palabra secreta empezaba con eme(1): unos aseguran que fue “Memoria”; otros, “Mentira”. Y sin embargo no debaten: saben que ninguno se equivoca.

__________________

(1) Permítaseme una licencia de traducción, la letra era la ce; las palabras, Cof y Celwydd.

Álvaro Díaz, uruguayo residente en Yucatán, México; tiene dos novelas publicadas ("El legado del Sofer (la identidad de Dios)" y "Primitivo"). Director de la revista literaria cuentosenred.com, ganador del concurso de microrrelatos "Sagitario" (2019) y tercer lugar en el II Concurso Oscar Wilde de Cuento (2020), ambos organizados por Boukker