El dulce de leche granizado que se ganó el cielo

En Roma, Italia, se encuentra la heladería Gelatería Padrón, que abrió sus puertas en enero de 2018, está ubicada sobre la vía Gregorio Vll 38, muy cerca del Vaticano, y desde las puertas de este centro se ve la cúpula de la Basílica San Pedro.

Allí Sebastián Padrón hace un helado artesanal entre los cuales se destaca el dulce de leche y el dulce de leche granizado, el resto es más tradicional según nos cuenta Sebastián “crema de leche, leche, azúcar, huevos y frutas frescas”. Nos explica que “acá no es bueno el dulce de leche y como yo lo traigo desde Argentina, claramente hacemos la diferencia. No utilizamos para hacer los helados ni pulpas, ni pasta caramelo, ni aditivos o productos saborizantes”.

El Heladero del papa Francisco

Gracias a su helado sin igual que Sebastián elabora lo llaman “El heladero del papa Francisco”, en la tierra del helado italiano.

Ante la pregunta ¿cómo llegaste hasta el papa Francisco?, Sebastián me respondió: “Nos conoció debido a que un poco en broma (pero bastante en serio) antes de viajar y ya habiendo tomado la decisión de poner mi heladería en Roma siempre decía hasta el papa no paro,  como una frase para lograr el éxito y mi señora tomando esa frase se fue hasta Santa Marta (donde vive el papa Francisco) y preguntó cómo puede llevarle el helado al sumo pontífice para que lo pruebe y le dijeron que el miércoles por la mañana lleváramos el helado  y así lo hicimos…”

Sebastián continua contándome que “preparamos 4 kilos de helado, los gustos fueron banana split, cereza a la crema, frutilla a la crema y dulce de leche granizado entre otros, así comenzó todo”.

Al papa Francisco le gusta mucho el helado que hacen en la Gelatería Padrón sobre todo el sabor de dulce de leche granizado, también el de chocolate y el de sambayón, y las otras cosas ricas que preparan (empanadas de carne entre otros gustos, alfajores y otros productos bien argentinos).

El papa Francisco lo recomienda constantemente, de hecho le dijo “me estás haciendo quedar bien” y le hizo llegar en agradecimiento una carta escrita por él mismo, con una medalla de la Virgen y una bendición para él y su familia, que se encuentra en la pared de la heladería.

A esto se sumó la llamada telefónica donde el secretario le pasa con el Papa, charla de por medio lo invita al Vaticano para conocerlo personalmente, nos cuenta Sebastián.

 “Soy católico fue emocionante visitarlo, y encontrar en él una persona sencilla con quien hablar, fuimos mi señora y mis dos hijos. Le preparamos una canasta de regalo con alfajores, empanadas, un vino entre otras cosas, una satisfacción haber podido conocerlo y agradecerle”.

Para los 8 años del papado de Francisco, Sebastián le preparó cremonas y para el cumpleaños una torta de San Lorenzo y un Postre Balcarce. “Encontrarse con un poco de Argentina en estas cosas ricas es como estar en casa” concluyeron los dos.

¿Quién es el Heladero del papa?

Sebastián Padrón se inició en el oficio en la heladería Kuku en La Plata, donde empezó a trabajar con el dueño, que le enseñó mucho y lo demás lo aprendió con la experiencia.

Él tiene la doble ciudadanía por su madre, y a mediados del 2002 viajó a Italia empujado por la crisis económica y porque había cerrado la heladería donde trabajaba y el corralito se había quedado con sus ahorros. En Italia conoció a Silvia, que se convirtió en su esposa y más tarde tuvieron dos hijos, Maite, ahora de seis años y Luca de 4.

Entre La Plata y Roma

Regresaron a Argentina para poner una heladería en La Plata en avenida 60 entre 135 y 136 donde los vecinos todavía lo recuerdan, pero debido a varios episodios de inseguridad en el 2010 se fueron a Italia nuevamente, “nos tomamos un mes de vacaciones y  en mayo del 2016 cerramos, viajamos a Roma para evaluar poner una heladería allá, después de todos los preparativos abrimos en enero 2018”.

Gelatería Padrón es un punto de encuentro

Charlando telefónicamente con Sebastián me doy cuenta que tiene esa  cordialidad propia nuestra y que además de ser excelente en lo que hace se lo ha traspasado a la heladería, por lo tanto se ha convertido en un punto de encuentro donde van personalidades como el actor Luca Zingaretti de Comisario Montalbano, la actriz y presentadora Luisa Ranieri, el actor de cine Franco Nero, los futbolistas de la Roma, y también Federico Fazio y Abel Balbo, entre los vecinos y los argentinos que van de visita.

Con respecto a la Gelateria Padrón me dice “Si le gusta al italiano le va a gustar a todo el mundo” me cuenta que tiene una clientela fija y que no se queja. “La situación podría ser mejor si fuera normal pero así y todo la gente nos han preguntado si le damos franquicias y en eso estamos”, concluyó Sebastián.