Se abren puertas para entender la situación de los latinos

Frente al crecimiento de la comunidad latinoamericana de los últimos años, resalta la iniciativa de la Universidad de Toronto y el Consejo de Desarrollo Hispano que busca favorecer a esta población con la obtención de una data científica que permita entender su situación y poder exigir soluciones de manera documentada a futuro.

Con la investigación “Donde Vivimos” se intenta arrojar luz sobre las experiencias de los inmigrantes latinos recién llegados a la ciudad. Este es el primer estudio, en su categoría, que analiza con seriedad la infrarrepresentada y comúnmente ignorada población hispana de Toronto en materia de vivienda y salud.

En “Casa Maíz”, ubicada en Finch West, reiteraron que la idea es investigar la ubicación de los vecindarios de la mayoría de los inmigrantes latinos y ver cómo esto puede impactar su salud y calidad de vida.

Para mí, esto es muy importante porque se ha notado una correlación significativa entre el acceso a ciertos recursos y la habilidad de poder vivir una vida saludable. El poder obtener comida fresca en supermercados cercanos, la proximidad a los proveedores de servicios médicos, centros comunitarios, parques y vecindarios transitables, son algunos de los factores potenciales que podrían determinan la posibilidad de que un individuo en condición vulnerable pueda vivir una vida sana y cuidar su bienestar.

El estudio todavía está en sus primeras etapas. De momento, el equipo procura crear conexiones con la comunidad latina en Toronto, recibir comentarios sobre la investigación, e introducir la idea de su importancia dentro de la comunidad para encontrar los mejores participantes para las encuestas y las entrevistas.

Se espera que esta investigación abrirá muchas puertas para futuros estudios sobre la situación de los latinos en Toronto.

Allison López Hernández

Estudiante de Biología en la Universidad de Toronto. (México y Guatemala)