El arte ejerce una importante función conciliadora, de renovación y cambio a través de la fundación Making Art Making Change, un proyecto que se enfoca en sacar a flote las mejores cualidades humanas y sus historias gracias al ejercicio creativo.

La directora artística de esta valiosa organización, Elena Soní, y una de sus miembros, Denirée Isabel, lideraron un proyecto enfocado en las mujeres en el Centro para Gente de Habla Hispana y sobre esta experiencia y el trabajo que vienen realizando desde hace varios años conversaron con nuestro canal CorreoTV.

“Vanesa, la otra directora artística de la fundación, y yo siempre hemos pensado que la gente tiene la concepción que el arte vive solo en los museos. Nosotros los inmigrantes no nos vemos en el arte que está representado en los museos. Quizás nos vemos en una vitrina o una cesta pero no nos vemos en las pinturas y sus temáticas. Para nosotras el arte es indispensable para el alma, para vivir una buena vida”, destacó Soní.

La artista comentó que en el 2010 el Royal Ontario Museum les propuso dar respuesta a una exposición de un artista de Ghana y decidieron entonces romper esa barrera representativa y trabajar con estudiantes para que ellos respondieran visualmente a la propuesta del artista ghanés. “Así se creó el primer proyecto que se llamaba Barreras y Murallas, un proyecto colaborativo entre jóvenes”.

“Nos registramos con las entidades gubernamentales en el 2019 y desde ahí hemos desarrollado varios proyectos. Entre los ejemplos está el trabajo que desarrollamos con mujeres de edades variadas en Flemingdon Park, mujeres que representan la cara de Toronto pero no necesariamente la cara de los museos; y luego, tras un llamado de Greenwood Secondary School, apoyamos también a un grupo de jóvenes roma-húngaros con el que el colegio había tenido problemas de integración”, contó la directora artística de la fundación.

Soní destacó que sus logros han sido posibles gracias a que el arte es un lenguaje, uno que a veces es mucho más accesible para expresar conceptos difíciles. “La gente que está haciendo arte está abriendo el alma sin tener que comprometerse con una idea previa”.

Proyecto con mujeres hispanas

Making Art Making Change realizó hace algunas semanas un interesante proyecto enfocado en las mujeres en el Centro para Gente de Habla Hispana, el cual dejó a ambas partes con una grata experiencia de cómo conectar a través de las artes.

La artista Denirée Isabel, integrante de la fundación y quien estuvo estrechamente vinculada a esta iniciativa, destacó que el resultado fue un taller muy lindo que implicó mucho sentimiento.

“Le brindamos a las participantes cajitas de arte con materiales en su interior como acrílico, pasteles y carboncillos. Nuestra labor es enseñarles cómo usar esos materiales para todo lo técnico que se puede hacer. Por ejemplo, les mostramos cómo hacer un enjuague de acrílico y cómo capturar las luces y las sombras”, comentó la artista.

Elena Soní añadió que la idea fundamental no es usar el arte para que las personas aprendan a hacer un bonito cuadro, sino que se enfocan en mostrar la técnica y la posibilidad de los distintos materiales pero el verdadero objetivo es invitar a la gente a contar su historia, a aceptarse, a reflejar quienes son, cuál ha sido el impacto de la pandemia, de dónde viene o a dónde van.

“Por ello lo que se puede ver en la obra del Centro para Gente de Habla Hispana es el reflejo de estas mujeres. Lo más impactante es la fortaleza, el tesón de llegar, en una mayoría solas con sus hijos, a este país. Algunas con educación otras no, pero todas sacando a su familia adelante”, resaltó Soní.

La directora artística comentó además que otro efecto positivo del taller fue ver a medida que avanzó el proyecto los nuevos vínculos creados por las participantes.

“Después de pasar ocho semanas juntas hubo un cambio: se volvieron una comunidad de colaboradoras. Ahora estas mujeres quieren que regresemos porque quieren seguir con el grupo aprendiendo, contando sus historias que al final también es la vida de la gente común, la base de este país”, afirmó.

A pesar de que Making Art Making Change es una fundación pequeña su labor ennoblece a cada uno de sus miembros. Conectar a personas con historias similares, inmigrantes que han padecido del desarraigo y la pérdida,  es su forma de transformar poco a poco a la sociedad en un lugar mejor.

Nota realizada a partir de la entrevista de Isabel Inclán para CorreoTV. Vea la entrevista en el canal de YouTube de Correo Canadiense.