Paisajes naturales y ciudades para no perderte

Si acabas de llegar a Canadá o simplemente te dispones a disfrutar de unas merecidas vacaciones nada mejor que conocer la belleza imponente que ofrece Canadá, uno de los países más grandes y diversos del mundo.

Desde imponentes lagos y montañas hasta cosmopolitas ciudades, nuestra nación se encuentra repleta de belleza y de lugares de obligada visita para visitantes y nacionales.

Parque Nacional de Jasper

Si de parques naturales se trata nada le gana a Canadá. Tras atravesar una de las carreteras más bonitas, la Icefields Parkway, encontrarás uno de los parques nacionales más impresionantes del país en el que podrás avistar osos, contemplar el increíble glaciar Athabasca o disfrutar del paisaje del lago Maligne, de un maravilloso color turquesa, rodeado por montañas y glaciares.

Vancouver

Vancouver se encuentra en la costa oeste de Canadá y es una de las ciudades más famosas de la nación. No en vano, aparece de tanto en tanto en los listados de ciudades con mayor calidad de vida. En Vancouver podrás visitar el Stanley Park que se ubica en una península que ofrece unas vistas estupendas del downtown de la ciudad y de la bahía. Otros de los rincones que te animamos a ver en la ciudad son Granville Street, el centro financiero con edificios como el Canada Place, Gastown o Granville Island.

Lago Louise

El lago Louise es probablemente el lago más famoso de los que ver en Canadá y, por tanto, uno de los más frecuentados. No solo resalta el color turquesa de sus aguas, que viene del polvo de roca que llega por el deshielo de los glaciares Lefroy y Victoria, sino porque está situado al abrigo de montañas de casi 4.000 metros de altitud. Desde su base puedes contemplar los montes Huber, Victoria y Lefroy. Se puede atravesar en canoa y kayak o escoger una de las rutas de senderismo que salen de él. Una de las más conocidas es el Agnes Trail, que lleva hacia el vecino lago Agnes. Además, en invierno se puede hacer patinaje sobre el hielo del lago y esquí alpino.