Pareja de adultos mayores demanda en corte a su propio hijo para que desaloje la casa

Mark y Christina Rotondo presentaron una demanda ante un juez de Syracuse, New York, en abril del 2018 donde solicitaban que esa corte le ordenase a su hijo Michael mudarse de la casa materna de manera inmediata.

La petición era debido a que, entre muchas otras cosas, no colaboraba con los gastos del hogar, no ayudaba con las labores mínimas de aseo y mantenimiento de la casa y como si fuera poco llevaba varios meses sin dirigirles la palabra.

A sus tiernos 30 años de edad, el hijo de la pareja alegó que es injusto que sus progenitores pretendan que se mude de la casa. Además pidió que el juez le diera un plazo “razonable” de por lo menos 6 meses, para ver qué hacía con su vida y ubicar un lugar conveniente a dónde mudarse con su enorme colección de videojuegos y aparatos electrónicos los cuales, asegura el demandado, son de un inmenso valor económico y sentimental para él.

Les confieso que la noticia anterior me causó una mezcla de risa y rabia: de risa por la inmensa desfachatez y aires de niño abusado, con las cuales el “bebé” de los Rotondo le contestó al juez y de rabia, porque veo como este caso se repite una y otra vez entre las familias actuales.

¿Quién es más culpable? ¿El hijo que no se quiere ir o los padres que malcriaron al muchacho?

La respuesta a esta interrogante se la dejo al criterio personal de cada uno de los lectores. Lo que si me queda claro y es la gran enseñanza que a título personal obtengo de esta insólita y triste historia es que cada quien crea y alimenta sus propios males o fortunas, es decir, terminamos convirtiéndonos en víctimas o beneficiarios de nuestros propios inventos.

Siendo consistente con lo que se dice y hace, procedo a honrar la promesa que me hice desde que acepté el reto de escribir esta columna, siempre les voy a dar al menos tres (3) posibles soluciones o consejos como REALTOR, para cada uno de los problemas o situaciones que analicemos.

Para evitar que la historia de la familia Rotondo se repita en nuestros hogares, aquí les traigo mis tres (3) consejos a tan delicado problema:

Primero: Mantenga su basement rentado, es decir, elimíneles la tentación a sus hijos de que le invadan la casa.(Suena fuerte, pero en algunos casos es la mejor opción)

Segundo: Cancele de inmediato el servicio de Internet de su casa. Los muchachos de hoy en día son capaces de aguantar todo, menos una casa sin Internet. Dirán que usted es cruel e inhumano, pero usted no ceda y verá cómo se van rapidito.

Tercero y último: Si nada de lo anterior le funciona, venden un dispositivo que bloquea la señal de celulares y WIFI en la casa donde se instale. Esa herramienta tecnológica será para ellos una tortura imposible de soportar y le garantizo que en menos de una semana le desalojan voluntariamente la vivienda.

IMPORTANTE NOTA FINAL: Si usted es de los pocos padres, que tienen la bendición de vivir con hijos considerados y responsables, que le ayudan en todo, lo acompañan al médico, aportan dentro del límite de sus capacidades a los gastos del hogar y hasta lo invitan a comer o pasear fuera, ignore y por ningun motivo siga los consejos anteriores y más bien ruéguele a Dios para que nunca se vayan. Usted se ganó la mayor lotería que un ser humano se pueda ganar, ya que el vivir con seres considerados y amorosos es un privilegio que cada día menos personas en el mundo se pueden dar.

 | Web

Real Estate Agent
Right at Home Realty, Brokerage
CNE Certified Negotiation Expert - REIC Canada
Certified Professional in Sales & Management - U of T
(LL.B.) Abogado Universidad de Cartagena-Colombia
Licensed Law Society of Ontario - Paralegal
Direct: (1) 647 707 4838
Website: www.jorgeortiz.ca
Email: Info@jorgeortiz.ca