Tenis. Elena Rybalina gana el Open de Roma 2023.

Elena Rybakina reinó en medio del caos para anotarse su segundo WTA 1000 de la temporada (antes se adjudicó Indian Wells) tras aprovechar la lesión de Anhelina Kalimina, retirada tras el primer juego del segundo set con un marcador desfavorable de 6-4 y 1-0.

El triunfo de Rybakina confirma el nuevo ‘Big Three’ del circuito femenino, en el que también están Iga Swiatek y Aryna Sabalenka. Las tres se han repartido la mayoría de grandes títulos del presente curso y su tiranía amenaza con alargarse en el tiempo.

En Roma Daniil Medvedev es el campeón

Daniil Medvedev, número tres del ranking a sus 27 años, había ganado 19 títulos como profesional, sin repetir, y cuatro de ellos esta temporada. Ninguno había sido en tierra batida, una superficie que ha declarado odiar.

Pues el ruso ha llegado a la veintena de entorchados y para celebrarlo ha estrenado su juego en torneos de arcilla. Lo ha hecho, además, en un gran escenario como el Foro Itálico Romano donde se ha celebrado las dos últimas semanas un accidentado Masters 1000.

Su víctima ha sido Holger Rune (7-5 y 7-5), la séptima raqueta de la ATP y que venía de ganar los últimos siete partidos ante miembros del ‘top5’.

Patrick Mouratoglou, entrenador de Rune, le pidió a su pupilo que fuera a refrescar las ideas al vestuario. Se aplicó en ello y volvió como un toro.

El danés abrió una pequeña brecha: 2-0. Holger había pasado al ataque, iba a morir matando. Se acabaron los largos intercambios desde la línea blanca.

Desde primera línea de palco lo observaba todo Boris Becker, uno de los invitados de la organización junto a Martina Navratilova.

Daniil volvió a escena encadenando tres juegos. Su revés a dos manos le daba muchos puntos gratis.

La victoria le permite a Medvedev adelantar a Novak Djokovic y llegará a Roland Garros como número dos mundial, inmediatamente detrás de Carlos Alcaraz.

Rafael Nadal no jugará Roland Garros

La última vez que Rafael Nadal compareció ante los medios de comunicación fue el 18 de enero, minutos después de ceder en la segunda ronda del Open de Australia ante el estadounidense Mackenzie McDonald.

Un día después confirmaba una lesión de grado 2 en el psoas ilíaco de su pierna izquierda. El parte médico era de 6 a 8 semanas alejado del circuito. La baja ha pasado a ser indefinida.

“No voy a poder estar en Roland Garros después de muchos años sin faltar a la cita. Es una decisión que toma mi cuerpo. Necesito poner un punto y aparte a lo que es mi carrera deportiva y regenerar mi cuerpo”, señaló el español recientemente.

“Mi idea es retirarme el año que viene y jugar y disfrutar de los torneos más importantes de mi carrera. Podría ser un objetivo llegar a la fase final de la Copa Davis a final de año”, destacó.