Receta de Churros

Su forma puede ser recta, en lazo o en palo, pueden estar rellenos de chocolate, crema pastelera o dulce de leche o simplemente espolvoreados con azúcar. Perfectos para acompañar con un chocolate caliente a la taza.

Ingredientes

-250 g. de harina de trigo todo uso (también se puede hacer con harina de panadería)

-250 g. de agua

-1 cucharadita de sal (8 gramos aproximadamente)

-Azúcar para espolvorear

-Aceite de oliva suave para freír o aceite de girasol

-Papel absorbente de cocina

-Una churrera manual o una manga pastelera con boca fina

Modo de preparación

1. Ponemos la harina en un bol amplio. En una cazuela calentamos el agua con la sal.

2. Cuando empiece a hervir la vertemos directamente y de una sola vez sobre la harina. Con una cuchara de madera integramos la harina con el agua. Nos quedará una masa muy pegajosa y bastante compacta.

3. Ahora vamos a introducir esta masa en una churrera o manga pastelera. Este paso es fundamental para que los churros salgan bien y no haya problemas con ellos a la hora de la fritura. La churrera compacta la masa y elimina el aire. Esto evita que los churros luego salten en el aceite, por eso es un paso muy importante.

4. Si no tiene la opción de hacer los churros con churrera, se puede emplear una manga pastelera con una boquilla en forma de estrella. Las mangas pasteleras pueden ser de plástico desechable. Se pueden encontrar en tiendas de utensilios de repostería o tiendas online de repostería creativa.

5. Vamos haciendo las porciones de churros con la masa cruda sobre un paño de cocina en la encimera. En una forma de que se vaya enfriando la masa y evitar que se abran o estallen cuando pasen a freírse.

6. Ponemos al fuego una sartén con abundante aceite de oliva muy suave o aceite de girasol.

7. Cuando esté caliente introducimos las porciones de masa para freír. Antes de freír hay que medir la temperatura del aceite (a ser posible), entre 195º y 200º C.

8. Cocinamos a fuego medio para evitar que los churros se queden crudos por dentro.

9. Una vez fritos retiramos a una bandeja con papel de cocina para absorber el exceso de aceite. Servimos espolvoreados de azúcar blanca o azúcar glass (en polvo).

+ posts

Marketing y Publicidad de Correo Canadiense, Revista Opía y Líneas Delgadas