Las luces llenarán de magia Toronto hasta el mes de enero

Con una asistencia de más de 50 mil personas, la tradicional Cabalgata de luces, en su edición número 56, dio inicio a la temporada navideña en la ciudad de Toronto, en Nathan Phillips Square, el pasado 26 de noviembre.

La inspiración surge de festivales internacionales, bajo los temas: Linternas Lunares de Luces Indígenas que iluminaron el Jardín sur de Queen Street West; Nargiza Usmanova y Maxim Zinchuck, fueron los artistas que dieron luz al círculo que rodeo el escenario, bajo el tema de la inmigración de Europa y Asia a América del Norte.

En el sur, se instaló “Eco”, una obra interactiva producida por Desjardins Financial Group que permitió a los participantes explorar el poder de sus voces.

Con miles de hilos iluminados, el artista Whyishnave Suthagar, creó una mandala que reflejaba la educación Tamil Canadiense.

Frente a la entrada principal, habitantes locales de Toronto en colaboración con Muse Arts, instalaron faroles que representan sueños y experiencias que juntos formaban una comunidad unida y solidaria.

Como parte del programa, la Bienvenida corrió a cargo de un anciano indígena local, para después dar paso a Nirkoda, bailarines israelíes de Toronto.

Con música, danza y una combinación de instrumentos antiguos y tradicionales de América Latina, Tocani Project, puso a bailar a los asistentes.

En entrevista para Correo, Luis Rojas comentó “Tocani Project, no solamente es una cuestión musical, sí es la columna vertebral, sí el corazón, es ese feed del huéhuetl, sí ves al salto a la danza Mexica, pero es como una mezcla de muchas cosas”.  Camilo a cargo de la marimba, dijo “nosotros quisimos integrar más que todo elementos prehispánicos o precolombinos, ya que se sabe que siempre tuvieron conexiones en cuanto al arte, la música, muchas tradiciones”.

El show continuó con Abenaki y música folclórica franco-ontariana con Mimi O´Bonsawin; música electrónica con Mélisande y danza africana contemporánea con Asiko Afrobeat.

Del otro lado del escenario, la pista de hielo abrió a los asistentes de todas las edades, algunos con gran habilidad en sus movimientos, otros con algunas caídas, pero nada impidió que se diera una propuesta de matrimonio en el centro de la pista, también, y aprovechando el triunfo de la selección de Argentina en Qatar, una familia portó orgullosamente la playera y bandera del equipo triunfador.

En un espectáculo intermedio, los patinadores experimentados mostraron sus habilidades a ritmo de diversas canciones.

Poco después de las 8:30, uno de los momentos más esperados por los asistentes, el árbol de navidad con 16, 75 metros finalmente fue encendido.

El centro de Toronto estará iluminado hasta el próximo 7 de enero de 2023.

Alejandra Gutierrez
+ posts