Comienza a disminuir el número de casos migratorios atrasados

Hace varias semanas escribí una columna hablando sobre el anuncio que hizo el ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá, Sean Fraser, de que el gobierno volvería a la normalidad en el procesamiento de los casos migratorios a más tardar a finales de este año, luego de que la pandemia del COVID-19 generara un retraso sin precedentes en el procesamiento de solicitudes de inmigración.

Pues todo indica que el ministro Fraser está cumpliendo con su promesa y que es un hecho que el atraso masivo que ha habido de casos migratorios en Canadá durante los últimos años se está comenzando a aliviar poco a poco.

Según datos publicados por el Ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá (IRCC) esta semana, el inventario de casos atrasados del Programa Federal de Trabajadores Calificados (FSWP) se redujo en más de 9,000 solicitantes entre el 15 de diciembre de 2021 y el 28 de febrero de 2022, lo que implica que las medidas que está adoptando el gobierno están dando resultados positivos.

Concretamente significa que en dos meses y medio, el IRCC procesó más solicitudes de FSWP que en todo el año 2021, y que en la segunda mitad del 2021, procesó alrededor de 600 solicitudes de FSWP por mes.

De igual forma, el número de solicitantes del Canadian Experience Class (CEC) en la lista de espera se redujo en más de 12,000, y también se procesaron aproximadamente 24,000 visas bajo el sistema Express Entry.

Hay que recordar que son tres los programas de inmigración administrados en el sistema Express Entry: la Clase de Experiencia Canadiense, el Programa Federal de Trabajadores Calificados y el Programa Federal de Oficios Calificados.

También debemos recordar que a principios de año 2021 Canadá decidió cambiar el enfoque con el que venía trabajando antes de la pandemia y ralentizó el procesamiento del Programa Federal de Trabajadores Calificados al introducir un mecanismo que buscaba que más residentes temporales pudieran obtener la residencia permanente, principalmente a través del programa Canadian Experience Class. Antes de la pandemia, el Programa Federal de Trabajadores Calificados representaba casi la mitad de los candidatos que eran invitados a través del sistema Express Entry.

El año pasado, el gobierno anunció que invertiría 85 millones de dólares para eliminar las solicitudes atrasadas, fondos que, según el ministro Fraser, se utilizarían principalmente para contratar más personal, lo cual ayudaría al gobierno a volver a cumplir con los plazos de entrega establecidos para los permisos de estudio y trabajo, las renovaciones de residencia permanente, las visas de visitante y las solicitudes de prueba de ciudadanía. Y las medidas parecen estar comenzando a dar resultado.

Este año, el ministro Fraser dijo que Canadá aumentará el número de inmigrantes en los próximos tres años, es decir, en el 2022, 2023 y 2024, a 1.3 millones de nuevos inmigrantes, lo que significa el 1.14% de la población canadiense para el 2024, y para lo cual obviamente el atraso de casos debe haber sido eliminado pues de lo contrario no se van a poder obtener los números establecidos.

En su anuncio ratificó que en los planes estaba establecido hacer una reducción en el número de Trabajadores Calificados, quedando claro que los cupos para los Trabajadores Calificados van a ser reducidos al 50%.

Sin embargo, esta semana explicó que, a pesar de dicha reducción de inmigrantes altamente calificados, Canadá todavía tendrá la inmigración suficiente y calificada para llenar puestos de trabajo. Aseguró que el gobierno todavía tiene como objetivo aceptar más inmigrantes económicos que nunca, la diferencia es que ahora está adoptando una estrategia diferente debido a la pandemia.

El número de inmigrantes en la categoría federal altamente calificada será casi la mitad de lo que el gobierno había planeado previamente, siendo ahora el objetivo incorporar a 55,900 personas en esa clase, es decir la mitad de los números que se habían establecido en octubre del 2020, que eran de 110,500 personas.

La clave del asunto es que la reducción de trabajadores calificados se va a producir a expensas del nuevo programa desarrollado durante la pandemia llamado “De residente temporal a residente permanente”, el cual se enfoca en las personas que ya estaban en Canadá con visas de trabajo o de estudiante.

En esta lógica, el Ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía planea procesar aproximadamente 40,000 solicitudes este año en esta categoría, y alrededor de 32,000 el próximo año, antes de que dicho programa sea eliminado en el 2024.

El ministro reconoce que esta nueva medida va a significar más demoras para las personas que están fuera de Canadá y que deseen emigrar al país, pero explicó que espera que durante  la primavera se comience a invitar nuevamente a los interesados a que presenten sus solicitudes.

Pero a pesar de que, como he dicho en columnas anteriores, pareciera ser que Canadá está abriendo más las puertas a la inmigración, realmente las personas que están fuera de Canadá tienen que recordar que estas puertas están abiertas solamente para aquellos que califiquen, que tengan el puntaje necesario, o que, si vienen bajo los programas de negocios, que cumplan con las definiciones que aparecen en las leyes para poder aplicar para esos programas.

No obstante, es una excelente oportunidad para que los interesados se empiecen a preparar, como por ejemplo los estudiantes y los trabajadores temporales que lleguen, para que el año que viene, o en dos años, puedan poner su perfil en el Express Entry a fin de calificar para solicitar la residencia permanente.