Toronto se viste de Washington por un día

Una cosa es que te lo digan y otra que lo veas, porque uno siempre quiere ver la historia y termina por oírla. Me refiero al viejo rumor de que en la pantalla grande o chica es común que un lugar pase por otro.

Es usual en las calles de Toronto coincidir con alguna estrella de Hollywood que está de paso por algún rodaje de película. También es famosa la Casa Loma por la cantidad de veces que ha servido de castillo, encantado o embrujado, de alguna producción cinematográfica. En ambos casos, es muy difícil identificar los escenarios, todo pasa porque alguien te lo cuenta o lo lees en los créditos.

Así que atajarlo en el televisor de tu propia casa produce una emoción que supera el mito citadino.

Designated Survivor es la serie que actualmente veo. Más que por su trama, lo hago por el actor, a quien no puedo referirme sino como Jack Bauer por su legendario personaje en la serie 24. Pues bien, en esta historia que transcurre en Washington porque trata sobre las vicisitudes en el cargo de un presidente estadounidense designado y no elegido por voto popular, en el capítulo doce de la primera temporada, minuto 24:01 sale de la Casa Blanca una caravana presidencial y atrás, al fondo, casi desapercibido puede verse muy orondo el verdiblanco bus GO. El de dos pisos para más añadidura y cuyo logo puede apreciarse claramente y desde todos los ángulos. Solo hace falta retroceder y volver a mirar.

Desde entonces, no hay manera que vea la serie sin buscar los detalles de Toronto, los paisajes emblemáticos de esta ciudad que tan bonitos escenarios ofrece para grabar las producciones de las plataformas de entretenimiento.

Corallys Cordero
+ posts

Integrante del Certificado de Escritura Creativa en Español de la Universidad de Toronto