Covid-19: una carrera del Primer Mundo y de Cuba en la búsqueda de vacunas

La presencia en el mundo del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad Covid-19, conmocionó a la humanidad y puso en alerta a la ciencia, para buscar soluciones inmediatas que puedan frenar la pandemia que hasta el momento ha enfermado a casi 89 millones de personas, y ha provocado la muerte a casi dos millones de seres humanos.

Hace poco más de un año, la Covid-19 sorprendió al mundo, cuando se reportaron los primeros casos en la ciudad de Wuhan, en el sureste de China, un flagelo que en poco tiempo avanzó peligrosamente por el mundo y hoy está presente en 189 países, muchos de ellos con cifras alarmantes de transmisión del virus.

Esta arremetida provocó, a su vez, que los principales centros de investigación farmacéutica en el mundo comenzarán una carrera contra reloj, para encontrar la vacuna que logre inmunizar a la gente y frenar sus efectos letales.

Entre las principales instituciones que iniciaron sus investigaciones y ensayos clínicos destacaron centros científicos de Estados Unidos, Alemania, China, Francia, Reino Unido, Australia, y Rusia, todos países del primer mundo, a quienes se unió Cuba, una pequeña isla económicamente frágil y con una economía en crisis, pero que avanza en el estudio de cuatro proyectos vacunales contra el flagelo.

Esto convierte a la isla caribeña en la única nación tercermundista y latinoamericana, con estudios sólidos y propuestas concretas en la búsqueda de vacunas contra la pandemia.

INVESTIGACIONES EN CUBA

Desde mediados de 2020, Cuba anunció el inicio de los estudios ejecutados por el Instituto Finlay de Vacunas (IFV), de proyectos identificados como Soberana 01 y Soberana 02, esta última ya en la fase dos de ensayos clínicos, y que se espera supere la fase tres en marzo próximo.

En recientes declaraciones, el doctor Vicente Vérez, director general del IFV, afirmó que ambos proyectos demostraron confianza en cuanto a seguridad y respuesta inmune, y en el caso de Soberana 02 mostró una respuesta inmune temprana (a los 14 días), lo que permite pasar a fase dos de ensayo clínico de forma más rápida.

Está previsto que en el mes de enero se vacunarán a cerca de mil voluntarios en sus diferentes formulaciones, para más tarde, tras las evaluaciones y permisos requeridos, pasar a la fase tres, en la que participarán alrededor de 150 mil personas, además que se negocia para desarrollar la fase tres de ensayo clínico de Soberana 02 en otros países, debido a la baja prevalencia de la enfermedad Covid-19 en la población cubana.

El otro proyecto de IFV -Soberana 01-, se espera entre en fase dos en febrero, porque es más lenta debido al tiempo que se requiere entre una y otra dosis, pero también ha demostrado seguridad y respuesta inmune muy buena, según científicos cubanos.

A su vez, el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana trabaja en otros dos proyectos de vacunas -Mambisa y Abdala-, cuyos ensayos clínicos transcurren según lo previsto en las diferentes fases.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí