Vasily Mendoza: “Todo en mi entorno se vuelve literatura”

“Todo en mi entorno se vuelve literatura”, responde categórico el escritor cubano Vasily Mendoza a una pregunta de Correo Canadiense, porque para este habanero asentado en la ciudad de Ciego de Ávila, a unos 422 kilómetros al este de la capital cubana, escribir es una necesidad que lo salva, una acción que no deja dudas cuando repasas su interesante currículum como creador.

“Como la vida también es una especie de castigo feliz –comentó Mendoza a este periódico-, pues escribo para dejar de estar castigado. Porque he sido un poco castigado sin necesidad, sobre todo en mi infancia. Ser hijo de padres divorciados es como un castigo, y eso trae consigo mucho dolor y angustias, sobre todo en una edad que no se hizo para sufrir, sino para ser felices”.

Licenciado en Psicología y graduado de Artes Plásticas en 1990, este narrador y ensayista cubano se desempeña actualmente como diseñador del periódico Invasor, en su provincia adoptiva.

Multipremiado por su obra literaria, ha publicado varios libros de cuentos, entre ellos Mi primera persona (1999), Esquijarosa (2000), Salida clandestina (2006), El jugador de las sombras (2011), y Todos los perros conmigo (2012).

Además, es autor del libro de ensayo Silenciosa evocación (2008), y de las novelas La arena que vistió (2001), Forma del fuego (2001), Tú soñaste mi cuerpo (2002) y Ariala (2004), obra que también aparece en el catálogo de la editorial canadiense Adalba.

“Vi en Adalba la posibilidad de que mi novela saliera al exterior por primera vez y sin muchas complicaciones. Era tan sencillo como abrir un blog, pude participar de su proceso de edición y diseño, y las cosas en su producción me resultaron todo lo humano que puede ser este proceso. Siempre confié en Adalba porque era como confiar en un amigo”, subrayó Mendoza.

Según la crítica especializada, Ariala “es una novela que se destaca sobre todo por su originalidad, tanto en la forma de narrar la historia, como por las descripciones sintéticas, que la mayoría de las veces emanan de los diálogos y configuran una atmósfera intimista y vivencial que invita a la reflexión a los protagonistas acerca de las situaciones cotidianas de la existencia terrenal humana: amor y desamor, sexo, frustración y violencia, entre otros”.

El matrimonio, el divorcio, el adulterio y la conducta del ser humano, irán de la mano en esta novela donde también está presente el amor, la envidia, la traición, el erotismo y la muerte.

Como quien disfruta de un “descanso” impuesto, Vasily Mendoza reconoce que se ha alejado un poco de la literatura de ficción.

“Ahora tengo los pies demasiado sobre la tierra, y eso como que me obliga a escribir cosas más realistas de mi entorno cultural. Me he enfocado en la crítica de arte, en las reseñas periodísticas, no sólo como una manera de ganarme la vida sino, también, para enaltecer mi ego y sentirme querido u odiado por el mundo. Me gusta que el mundo sienta cosas por mí, porque yo siento cosas”.https://www.amazon.es/Ariala-Vasily-M-P/dp/198919608X