Un Premio Nobel de la Paz para brigadas médicas cubanas internacionalistas

Didier Lalande, presidente de la organización francesa Cuba Linda

La Habana.- El pasado 9 de abril, la organización francesa Cuba Linda, de solidaridad con la isla, lanzó una convocatoria internacional para proponer a las brigadas médicas cubanas, integrantes del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias “Henry Reeve”, al Premio Nobel de la Paz 2021.

Como aval más inmediato, cerca de 40 brigadas de este contingente contribuyeron en la lucha contra la pandemia del covid-19 en igual número de países, además de tener un largo historial en el enfrentamiento contra el Ébola en África, y en situaciones de catástrofes en varias naciones alrededor del mundo, en sus 15 años de existencia.

Correo Canadiense conversó en exclusiva con Didier Lalande, presidente de la organización francesa Cuba Linda, creada en 1998 para facilitar iniciativas individuales e intercambios entre los pueblos de Francia y Cuba, y promotora de la campaña internacional por el Premio Nobel para las brigadas médicas de la isla que brindan cooperación internacional.

Lalande considera que la esencia misma de este premio que se otorga desde 1901 y establecido por el sueco Alfred Nobel (1833-1896), está presente en los contingentes sanitarios internacionalistas cubanos.

“Pensamos –subrayó el activista francés- que las Brigadas Henry Reeve se corresponden perfectamente al concepto del señor Nobel y merecen ampliamente este reconocimiento, lo que le devolvería su credibilidad (a la Fundación Nobel) algo perdida tras las últimas nominaciones”.

Campañas de Descrédito contra Cuba

En respuesta a este movimiento, el gobierno de Estados Unidos desató una campaña de descrédito contra la colaboración médica internacional de Cuba, acusando a la isla de “trata de personas” y de mantener a los médicos en condición de “esclavitud”.

Lalande rechazó estas acusaciones de EEUU, e insistió que desde hace más de 60 años Cuba y los cubanos sufren una agresión permanente por parte de su vecino más próximo (Estados Unidos) y el bloqueo económico, comercial y financiero que Washington impone a Cuba desde 1962, es en su opinión, “un verdadero genocidio”.

“Existe algo enfermizo en la constancia de los ataques de la administración imperialista hacia otros países. ¿Cómo pueden ellos pretender erigirse como dueños del mundo? ¿Cómo les cabe en sus cabezas pretender tal gestión en nuestro planeta? ¿Cómo es posible mostrar tanto desprecio por los pueblos? ¿Cómo pueden ellos estar pensando constantemente en sancionar a otros países y otros pueblos, mientras que Cuba sólo piensa en salvar vidas?”, se cuestionó el activista galo.

Impacto Internacional de la Propuesta al Nobel

Apenas cinco meses después de lanzada la propuesta a la nominación de los médicos cubanos al Premio Nobel de la Paz, más de 200 organizaciones de cerca de 30 países de Europa, América Latina, África y Asia acompañan hoy la plataforma activada para este empeño.

También participan intelectuales, parlamentarios, periodistas, autoridades locales y ciudadanos, integrados en grupos de redes sociales, entre ellas Facebook, y en el portal francés MesOpinions.com.

A su vez, organizaciones como la Federación Sindical Mundial (FSM), el grupo pacifista estadounidense Code Pink, y el Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos, también en EU, han unido sus voces junto al Premio Nobel de la Paz (1980), Adolfo Pérez Esquivel, de Argentina; y el expresidente de Ecuador, Rafael Correa.

Entre otras personalidades que se han identificado con la petición destacan los actores estadounidenses Danny Glover y Mark Ruffalo; los escritores Alice Walker, Noam Chomsky (EU) y Nancy Morejón (Cuba); los cineastas Oliver Stone (EU) y Petra Costa (Brasil); el músico Tom Morello (EU), y el trovador cubano Silvio Rodríguez, entre otras figuras relevantes de las artes.

Contingente Internacional Henry Reeve

El 19 de septiembre de 2005 quedó constituido el Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias “Henry Reeve”, formado en ese momento por un grupo de 1,518 profesionales cubanos de la salud, que se ofrecieron para ayudar a los damnificados del huracán Katrina, que provocó enormes daños humanos y materiales en Nueva Orleans, Estados Unidos, pero Washington rechazó la propuesta cubana.

Según fuentes del Ministerio de Salud Pública de Cuba, en estos casi 15 años de labor, cerca de 10.000 profesionales cubanos de la salud estuvieron presentes en 16 inundaciones, ocho huracanes, ocho terremotos, y cuatro epidemias, destacando las brigadas que enfrentaron la epidemia del ébola en el África Occidental, y más recientemente en el combate contra la pandemia del covid-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí