Escribir sin encasillarse, el reto del narrador cubano Rodolfo Alpízar Castillo

Si algo evita el escritor, lingüista y traductor cubano Rodolfo Alpízar Castillo, es encasillarse a la hora de emprender una aventura literaria, por lo que niega ser un narrador monotemático, aseveración que se demuestra en la universalidad de su obra, que va de lo vivencial a lo histórico, pasando por la fantasía anecdótica que constituye escribir para niños.

Aunque su diapasón literario es amplio, Alpízar Castillo mantiene una continuidad de estilo en todas sus novelas donde el humor, el buen uso del idioma y las opciones de juguetear con él, la escasez de diálogos, la importancia de los personajes femeninos y la forma de nombrarlos, entre otros detalles, son recurrentes en sus libros. 

Considerado como uno de los principales introductores de la literatura africana de expresión portuguesa en Cuba, cuyos escritores más importantes ha dado a conocer, Alpízar reconoce sin tapujos que adolece de la cientificidad y método que caracteriza a muchos escritores, y en muchos casos se deja arrastrar por las “musas” que lo sorprenden.

“Cuando eso sucede –comenta a Correo Canadiense– no puedo dejar de escribir, o al menos de hacer pequeñas anotaciones para después añadirlas al texto general; comienzo a “oír” a mis personajes contarme sus historias y exigir que las escriba, dentro de mí ellos hablan, incluso a veces debo ordenarles callar (…) en un frenesí creativo delicioso”.

De esta manera y con un importante curriculum literario, Alpízar llega a la editorial Adalba, en Canadá, quien le ofreció en 2018 la oportunidad de hacer una tercera edición en español de su novela “Sobre un montón de lentejas”, después de haber sido editada en Cuba (Ediciones Unión,1989 y Ediciones Boloña, 2009), ambas en La Habana; y una versión en portugués con la Editorial Caminho, en Lisboa, en el año 2000.

“Fue mi primera novela terminada (1985), y salió a la venta en 1989. A pesar de que la crítica de novedades literarias en Cuba es prácticamente inexistente (en los últimos tiempos, gracias a las nuevas promociones, ello está mejorando), he recibido muchos comentarios agradables siempre que ha salido a la luz, incluso en la edición portuguesa”, comentó el narrador cubano a Correo Canadiense.

“Cuando salió la versión portuguesa –dijo-, un articulista señaló cierto aire general “saramaguiano” en la obra, lo cual puede ser cierto, pues José Saramago (Portugal, 1922-2010), Alejo Carpentier (Cuba, 1904-1980) y Miguel de Cervantes (España, 1547-1616) son mis tres modelos literarios.

Alpízar precisa que la novela salió a la venta a finales de 1989, y –añade- “casi simultáneamente con el surgimiento de los llamados novísimos, que significaron un cambio de aire radical en la literatura cubana, sobre todo por la ruptura temática con lo que se venía publicando en el país, y porque tomó como temas literarios aspectos de la vida nacional que hasta entonces estaban silenciados o vedados.

“Sobre un montón de lentejas” es una interesante novela que recorre casi un siglo de historia de una familia de emigrantes asturianos llegados a Cuba a mediados del siglo XIX, y que desde una narración que logra una absoluta complicidad con el lector, va desgranando aventuras que llegan a la mitad del siglo XX cargadas de ironía y humor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí