Un hogar es donde está tu familia

El inicio del verano llegó con un evento muy esperado, después de más de dos años de no poder viajar fuera del país, iríamos a visitar a la familia de mi marido. Lo mejor de todo: esa visita duraría un mes entero. Las vacaciones habían sido programadas con gran anticipación y varias actividades estaban fijadas en el calendario. El viaje como esperado fue grato, con sus contratiempos en los aeropuertos a causa de un vuelo retrasado y maletas extraviadas. Mas tuvimos la fortuna de disfrutar del calor familiar, de exquisitos platillos y de un verano lleno de sol, playa y cielos de un intenso azul, así como de historia y cultura en cada rincón.

Sin embargo, conforme la fecha de regreso se acercaba, en lugar de sentir esa tristeza habitual que nos suele embargar al final de las vacaciones; esos últimos días comenzaron a parecernos un poco más largos y extenuantes. Un mes fuera de casa comenzaba a sentirse en nuestros ánimos. Pronto nos pusimos a extrañar nuestra rutina, nuestro espacio. Y en mi mente y la de mi familia, una idea se hacía cada vez más presente: era hora de volver.

Aunque decir adiós a la familia de sangre y a los amigos de antaño siempre es un trago difícil, regresar a este país que desde hace varios años llamamos casa, tiene grandes satisfacciones. Es volver a un hogar construido principalmente por una comunidad, nuestra comunidad; esa familia por elección con la cual compartimos un éxodo lejos de nuestras patrias; esos amigos que nos reciben con los brazos abiertos y sonrisas sinceras. Porque como el novelista irlandés John Boyne decía “Un hogar no es un edificio, ni una calle, ni una ciudad; no tiene nada que ver con cosas tan materiales como los ladrillos y el cemento. Un hogar es donde está tu familia”.

De regreso en casa es muy posible que pronto añoraremos el volver a viajar, pero mientras ese tiempo llega disfrutaremos de nuestro hogar y de la familia que Canadá nos ha regalado.

(*)Integrante del Certificado de Escritura Creativa en Español de la Universidad de Toronto