Manu Ginóbili, el primer argentino en el Salón de la Fama

El bahiense fue introducido oficialmente, presentando por Tim Duncan y con un emotivo discurso.

Manu Ginóbili ya es, oficialmente, uno de los integrantes del Naismith Memorial Salón de la Fama del Básquet, confirmado en la ceremonia de este sábado que se realizó en Estados unidos y contó con acciones durante todo el fin de semana.

La primera imagen que mostró el viernes la transmisión para presentar el Tip Off, de la gala de inducción para la Clase 2022 fue del argentino, uno de los 13 nuevos miembros de este lugar virtual dedicado a las leyendas internacionales del deporte.

Antes de la ceremonia en el Symphony Hall de Springfield, y mientras los conductores de la TV presentaban el show, se veía, detrás de las vallas, al público. Había un treintañero con la camiseta de San Antonio y la 20 con la que jugaba el bahiense; del otro lado mostraban hinchas argentinos con la celeste y blanca.

Manu no era uno más. Nunca lo fue desde que los Spurs lo eligieron en el pick N° 57 del Draft del 1999, año en el que empezó la aventura del escolta que jugó 16 temporadas en el equipo de Texas, con el que logró cuatro campeonatos de la NBA. Entre otros logros -también contaron para la inducción- figuran la medalla de oro (2004) y la de bronce (2008) olímpicas con la Selección.

Todos esos datos y muchos más fueron dichos y mostrados junto con decenas de imágenes del argentino que, sin embargo, nunca puso el carro delante del caballo: “Es irreal estar en este momento. Uno no crece en la Argentina esperando que vaya a llegar a este lugar. Vengo de una ciudad chica en Argentina, apasionada por el fútbol. Mis logros más importantes son los conseguidos en forma colectiva. No tengo MVPs y todos esos reconocimientos, así que estoy acá por haber formado parte de grandes equipos. Es increíble”, reconoció el hijo que con más orgullo ha nacido en Bahía Blanca.

La NBA le dedicó “todo un fin de semana a la historia del básquet”, según el eslogan que precedió el evento que largó el viernes en el Mohegan Sun. Ese día, los 13 “nuevos famosos” -dos, póstumos- recibieron el tradicional saco naranja que los distingue. A Manu se lo colocaron los mellizos Dante y Nicola (12 años). Luca (8), tercer hijo de la pareja que Ginóbili forma con Many Oroño, custodió la caja donde estaba el anillo, otro regalo que se entrega.

Además de Manu, los elegidos para el salón por el Comité Norteamericano, son: Tim Hardaway (jugador), George Karl, Bob Huggins (entrenadores) y Hugh Evans (árbitro). El Comité Femenino llevó a: Swin Cash, Lindsay Whalen (jugadoras) y Marianne Stanley (entrenadora). El Comité de Veteranos nombró a Lou Hudson (jugador, reconocimiento póstumo); el de Veteranas, a Theresa Shank-Grentz (jugadora). El Comité de Colaboradores eligió a Larry Costello (póstumo) y Del Harris. Finalmente, el Comité Internacional reconoció a Radivoj Korac (póstumo).

La ceremonia antes tuvo su “alfombra roja” donde desfilaron las personalidades. El acto en sí se desarrolló dentro del teatro con capacidad para 2.600 personas, que en la entrada presenta diez columnas romanas en su fachada, en una de las cuales figuraba una gigantografía de Ginóbili. Manu es uno de los cinco latinos que integran el HoF con los brasileños Oscar Schmidt, Maciel Pereira y Hortencia Marcari y el panameño John Isaacs.

Previo a participar del evento, los elegidos firmaron autógrafos, momentos en los que Manu le dedicó unas palabras a la NBA: “En mi país y en todo el mundo el juego está creciendo. Tenemos unas jóvenes súper estrellas y no me equivoco si los tres candidatos a MVP son un serbio, un griego y un esloveno, nunca lo hubieras imaginado. Es una demostración de que éste es un juego global y la NBA ha hecho un gran trabajo mejorándolo, promoviéndolo y celebrándolo”.

A Manu -último que pasó, plato principal- lo introdujo su compañero en los Spurs, Tim Duncan. El otro con el que formaron el tridente clave en los cuatro anillos, Tony Parker, estaba sentado en una butaca. También se prestaban a escuchar el discurso del bahiense, Fabricio Oberto (campéon con los Spurs y Manu en el 2007), Andrés Nocioni, Luis Scola y Julio Lamas, que a la distancia, como asistente de Abel Balbo, festejó el triunfo de Central Córdoba sobre Godoy Cruz.tambien conocido por el Correo Canadiense cuando nos visitó con el Club San Lorenzo de Almagro, primer club argentino que jugó contra los Toronto Raptors, en el 2016.