El tenis canadiense tiene un representante

Los aspirantes a las cinco plazas restantes para el Masters de Turín (13 a 20 de noviembre) no se dan tregua. Si en Gijón ganó el título Andrey Rublev, en Florencia lo ha hecho Felix Auger-Aliassime.

El canadiense, que dejó atrás su etiqueta de perdedor de finales el pasado mes de febrero en Rotterdam, tras haber perdido sus ocho primeras, se impuso este domingo en tierras italianas a J.J. Wolf por un doble 6-4, 6-4. En la final de la ATP 250, en el abierto de Firenza, Italia.

Aliassime ha dado muestras de llegar en forma a la parte final de la temporada donde se juega en el hábitat que más le gusta: superficie dura bajo techo.

Ganó al número uno Carlos Alcaraz en la fase de grupos de la Copa Davis de Valencia y después triunfó sobre Novak Djokovic en la Laver Cup, en la antesala de la victoria del equipo del Resto del Mundo sobre el europeo.

Aliassime es ahora mismo séptimo de la Race que da billete a la cita de maestros, con una renta de 180 puntos sobre Taylor Fritz, octavo.