No hay interés por la salud mental de los latinos en Canadá

Los latinoamericanos representan una de las poblaciones de inmigrantes de más rápido crecimiento en Canadá. Sin embargo, es notoria la ausencia de indicadores oficiales sobre su acceso a los servicios de atención médica -que usualmente se ven limitados por las diferencias culturales y barreras idiomáticas- y, menos aún, sobre su estado de salud mental.

Al respecto, investigadores del Centro para la Adicción y la Salud Mental de la Universidad de Toronto mencionaron en una publicación de la revista de investigación (Sage Journals) que se sabía muy poco sobre la salud mental de los migrantes latinos. Para entonces, 2013,  se desconocían las tasas de las enfermedades mentales; los factores de riesgo; y el acceso y barreras a la atención y los servicios.

Esta situación, al parecer, no ha variado puesto que voceros de La Alianza Canadiense sobre Enfermedades Mentales y Salud Mental (CAMIMH) reafirmaron que desafortunadamente este grupo no está ampliamente reportado en términos de salud mental en Canadá y reiteran lo expresado por los investigadores de la UofT, en cuanto a que el desplazamiento -como consecuencia de la persecución política y la tortura en el país de origen- afecta de manera inquebrantable la salud mental de los inmigrantes que también se ven afectados por procesos migratorios extremadamente estresantes y continuos.

Pese a lo anterior, llama la atención el resultado del estudio sobre “La salud mental de inmigrantes y refugiados: evidencia canadiense de una base de datos vinculada a nivel nacional” de StatsCan (2020), en el cual los inmigrantes latinoamericanos obtuvieron un puntaje ligeramente positivo en esta materia al llegar a Canadá.

 “Los inmigrantes de Estados Unidos y de América Latina y el Caribe tenían más probabilidades que los encuestados nacidos en Canadá de tener un alto SRMH (salud mental autoinformada), mientras que los de los encuestados de Asia Oriental y de Oriente Medio y Asia Occidental tenían menos probabilidades que los encuestados nacidos en Canadá de tener una SRMH alta”.

Cabe mencionar que debido a las limitaciones expresadas en este estudio: “La medida SRMH es subjetiva y puede verse influenciada por factores socioculturales, como el estigma y errores de medición no aleatorios” los resultados podrían no resultar completamente veraces pues el estigma -que existe en todas las comunidades- puede dar lugar a una percepción sesgada de una salud mental positiva.

Semana de la Concientización

Por otra parte, se conoció que CAMIMH liderará la Semana anual de Concientización que se realizará durante el próximo mes de octubre, instando a las autoridades a atender los desafíos en materia de servicios de atención médica mental y uso de sustancias de manera oportuna y libre de obstáculos para todos los canadienses.

En un comunicado, señalaron que el tema de este año será: “Acceso para todos: tiempo de acción, tiempo de cambio”, destacando el compromiso de esta organización por crear conciencia sobre los impactos de los desafíos de salud mental y del uso de sustancias, e impulsar cambios positivos para abordar los problemas inherentes al sistema.

“La Semana de Concientización sobre las Enfermedades Mentales arroja luz sobre las experiencias vividas por nuestras familias, amigos y colegas que no pueden acceder suficientemente a los recursos de salud mental y por uso de sustancias. Los canadienses merecen un sistema de salud mental funcional y sin barreras, que garantice que tanto la salud mental como la salud por uso de sustancias cumplan con los mismos estándares y nivel de importancia que cualquier otro servicio de salud”, dijo Anthony Esposti, copresidente de CAMIMH.

Los resultados de la segunda encuesta anual del Boletín Nacional de Calificaciones de (CAMIMH), realizada este mismo año, da cuenta que obtener y acceder rápidamente a servicios de atención de salud mental financiados con fondos públicos es importante para el 90% de los canadienses, mientras que el 83% está de acuerdo en que los gobiernos provinciales deberían contratar más proveedores de atención de salud mental para mejorar el acceso a la atención.

Por consiguiente, se aprecia que los gobiernos federal y provinciales están obteniendo una ‘F’ rotunda en la calificación de los canadienses cuando se trata de brindar servicios de atención médica para la salud mental y el uso de sustancias.

Por su parte, Florence Budden, Copresidente de la CAMIMH agregó que el tema de la Semana de Concientización 2024 no solo enfatiza la necesidad de mejorar el acceso a los servicios, sino que exige una acción real y un cambio fundamental en el sector de la salud mental y de uso de sustancias para que todos los canadienses puedan recibir atención de calidad basada en evidencia.

“La salud mental y por uso de sustancias es una cuestión de último momento, y es hora de abordar las preocupaciones que se han planteado durante mucho tiempo. El acceso para todos es imperativo”, dijo.

Como parte de la programación, CAMIMH también presentará los premios Campeones de Salud Mental 2024, el jueves 10 de octubre en la ciudad de Ottawa.