Todo listo para celebrar la Feria Latina en el corazón latino de Toronto

Para la mayoría de los latinos, el encuentro con el otro casi siempre es una oportunidad para compartir y celebrar. En un entorno multicultural como el canadiense, esta vibrante comunidad destaca por su colorido, musicalidad, don de gente, resiliencia, capacidad de trabajo y espíritu familiar. Es gente alegre, calificada y capaz, características éstas que al ser compartidas permiten acortan la brecha con las distintas culturas presentes en el país.

A propósito de ello, resalta la iniciativa del Consejo de la Herencia Hispana (HCHC) de celebrar la 5ta edición de la Feria Latina, el próximo domingo 23 de junio, en los espacios de Artscape Wichwood Barns and Park, ubicado en la zona de St. Clair y Christie (601 Christie St.), considerado el corazón latino de Toronto por los numerosos negocios y la gran población latinoamericana que se ubica en esta área.

El director ejecutivo del HCHC, Oscar Vigil, adelantó que la actividad tiene por finalidad compartir con la sociedad canadiense un domingo de pueblo latinoamericano, una puesta en escena de los diferentes aspectos que conforman la cultura latinoamericana: sus tradiciones, música, danzas, artes plásticas, la comida típica, el ritmo, color e identidad propios de los países de origen de los migrantes.

Con el apoyo de la propia comunidad y de diez consulados latinoamericanos de Argentina, Chile, Cuba, Perú, El Salvador, Panamá, República Dominicana, Uruguay, y la Oficina de la diplomacia cultural de México, además de otras organizaciones que prestan servicio a esta población, la también denominada “Feria del Pueblo” espera un aforo de unas 10 mil personas a lo largo del día (60% de latinos y 40% de canadienses) tomando en cuenta la gran afluencia de visitantes en experiencias anteriores.

Vigil apuntó que la idea es que, “como comunidad, podamos visibilizar lo que somos en una época en que está de moda el odio o las situaciones de racismo que muchas veces se dan por miedo a lo diderente, por desconocimiento del otro. Entonces, en la medida en que nosotros nos demos a conocer, que compartamos nuestras tradiciones, también aumentamos la aceptación, el amor y la buena relación con la sociedad canadiense en general”, dijo.

Otro de los objetivos apunta al rescate de la cultura nativa entre los migrantes de origen hispano “para mantener vivas las tradiciones, e incentivar a los latinos de segunda generación a que continúen practicándolas, arropándose con ellas y sintiéndose orgullosos de sus raíces”, acotó Vigil.

De igual forma, con la Feria se logra apoyar a los pequeños emprendedores, especialmente a los artesanos, al brindarles la oportunidad de promover y dar mayor visibilidad a sus negocios, para que se expandan y puedan generar un mayor movimiento económico, con muy bajos costos de participación.

Cabe mencionar que otro aspecto favorable lo constituye la oportunidad que se ofrece a los visitantes al facilitar el contacto directo con las organizaciones que prestan servicio a la comunidad, especialmente con los consulados, en un ambiente más distendido de lo que usualmente suponen los trámites de esta naturaleza.

Más que una fiesta

Los organizadores establecieron que la Feria tendrá diferentes ambientes para el disfrute y recreación de los visitantes. En el área exterior de la plaza, se prevén instalar 50 stands de comidas y bebidas típicas de la región; 25 puestos para la venta de productos artesanales; una zona para niños con una programación especial; y la puesta en escena de diferentes tipos de juegos tradicionales en los espacios al aire libre (dominó, loterías, futbolito, papagayos, rifas, bailes, etc.).

El servicio comunitario de la Policía de Toronto también dispondrá de un espacio de exhibición; al igual que otras instituciones entre las que destacan una organización de emprendedores hispanos, el Centro para Refugiados FCJ, Vivir LGBTQ+, Liuna 183 y las empresas de consultoría migratoria de Vilma Filici y Carranza, entre otros.

En el interior de la edificación, que a su vez se subdivide en amplias instalaciones, se realizará la exhibición de un conjunto de obras plásticas (pintura, escultura y fotografía) de siete artistas con raíces en El Salvador, Colombia, Perú, Guatemala, Chile y Puerto Rico. Allí también se concentrará el show artístico-cultural en el que se presentarán una veintena de agrupaciones musicales latinas, cantantes, bailarines, con expresiones que van desde lo folclórico (danzas típicas, sones, mariachis, cumbia colombiana, etc.), hasta exponentes de géneros urbanos como el reggaetón.

Celebrando la multiculturidad

De igual manera, esta gran fiesta sirve de marco para celebrar en comunidad el Día Nacional del Multiculturalismo que se celebra en Canadá todos los 27 de junio, como una manera de honrar a las comunidades culturales que ayudan a construir una sociedad fuerte, diversa e inclusiva. “Y esto es precisamente una de las maravillas que tiene este país, que nos permite ser quienes somos, con nuestra propia identidad y cultura dentro del crisol canadiense”, acotó Vigil.

La Feria tendrá entrada gratuita, y se estima que sus visitantes no solo sean latinos y canadienses dado que, como en otras oportunidades, acuden personas de otras comunidades culturales atraídos por el colorido, la música, la variada oferta gastronómica y la energía vibrante de estos encuentros.

HUMMINGBIRD AWARD 2024

Finalmente, el representante de HCHC adelantó que, como es tradición, esta año también se otorgará el “Premio Hummingbird 2024” a cuatro hispano-latinoamericanos residenciados en el país, que fueron postulados por la comunidad y que se destacan por su trabajo solidario.

Vigil refirió que, tras recibir las postulaciones derivadas de un proceso abierto a la comunidad, un comité revisa los perfiles de las personas seleccionadas  y elige a quienes destacan por su compromiso con la comunidad y el trabajo voluntario que realizan, “no por popularidad, poder o influencia, sino porque se reconoce su esfuerzo solidario”.