La Feria Latina 2024 vibró con la música, el arte y el sabor en Toronto

El pasado domingo, los pronósticos de mal tiempo se diluyeron para dar paso a una fiesta de pueblo soleada, al aire libre, que enmarcó la celebración de la cultura hispano-latinoamericana en Toronto, del festín por las raíces, el orgullo por la diversidad y la alegría por reconocerse como parte de una comunidad alegre, solidaria y creativa, que disfrutó durante todo el día con la música y el baile, el legado artesanal, las artes plásticas, la gastronomía, y el tesón de los emprendedores que se dieron cita en la Feria Latina 2024.

El evento organizado por el Consejo de la Herencia Hispana (CHCH) dispuso de diversas áreas que albergaron a un público numeroso y diverso. En las áreas exteriores del Artscape Wichwood Barns and Park, ubicado en la zona de St. Clair y Christie, se dispusieron toldos y stands para la venta productos artesanales, gastronomía, una zona de niños y un espacio para el disfrute del show musical.

Adicionalmente, las delegaciones de ocho sedes consulares latinoamericanas con sede en Toronto, se encargaron de ofrecer una muestra de sus juegos tradicionales, realizaron concursos, rifas, talleres de manualidades y otros aspectos recreativos. Paralelamente, dispusieron de información y material impreso sobre sus servicios consulares y otros aspectos de interés para sus connacionales.

Parte de la multiculturidad

Desde horas de la mañana, la salsa dominó los espacios exteriores. La animosa delegación de Cuba puso a bailar a latinos, canadienses y europeos que fueron atraídos por el ritmo contagioso y los premios otorgados a los ganadores (paquetes turísticos “todo-incluido” en la isla caribeña, por ejemplo).  En el stand cubano también jugaron dominó, enseñaron el “cuatro esquinas” y ofrecieron información sobre el país.

Por su parte, la delegación de Chile también hizo vibrar a quienes se acercaron a su stand con los concursos de “emboque”, una gincana y una serie de actividades manuales realizadas con los más pequeños. También ofrecieron una amplia folletería sobre diferentes aspectos del país suramericano y los servicios consulares que ofrecen en Toronto.

El stand de Argentina fue otro de los más visitados. Los más chicos se divirtieron con la mesa de futbolito, o metegol, y con el álbum de figuritas sobre la Copa América que distribuyeron entre los presentes. Igualmente, ofrecieron información y material impreso sobre diferentes tópicos del país austral.

Por su parte, la delegación de República Dominicana resaltó con sus vivos colores, los trajes autóctonos de sus representantes y pinturas elaboradas por sus artistas plásticos. Con mucha alegría, ofrecieron a los visitantes sus postres típicos y mostraron algunos de sus instrumentos musicales más populares.

Los representantes de la República del Uruguay también acudieron a la cita. Presentaron una muestra de las actividades lúdicas de mayor arraigo en su país, siendo los juegos de mesa (el dominó, las damas y el bingo) los más conocidos.

El Cónsul del Uruguay en Toronto, Leonardo Olivera, comentó que su participación en la Feria incluyó, asimismo, información sobre sus servicios consulares y una variedad de materiales impresos en los cuales se expresan las ventajas y beneficios que ofrece el país suramericano a la inversión extranjera.

Los representantes del Consulado de México, entretanto, también engalanaron su stand para mostrar su cultura. Además de los bailarines y cantantes que amenizaron el show musical durante la tarde, indicaron que lotería es uno de los juegos más populares.

La amplia delegación de Ecuador también lució su bandera y motivos alusivos a su cultura. Mostraron cómo se juega el “Toro”, el “pata-pata” y “valero”. Asimismo, llevaron a cabo labores de empadronamiento para el cambio de domicilio electoral, e informaron sobre trámites que interesan a sus connacionales.

Por su parte, los representantes de El Salvador enseñaron a jugar el “yoyo” y el “capirucho”. También organizaron animados concursos de “Comedores de pupusas 2.0” y ofrecieron material impreso sobre los servicios del consulado, la cultura y los destinos turísticos. Sobre esto último, destacaron la puesta en marcha de la plataforma “Viajeros”, la cual procura impulsar la visita de salvadoreños que están en el exterior al país de origen, a través de descuentos de viajes y otros beneficios.

Color y más color

Otra de las áreas que tuvo una amplia concurrencia, correspondió a los espacios interiores del Artscape Wichwood donde se ubicó la exposición de artes plásticas conformada por pinturas, esculturas y fotografías de siete artistas latinos. La profusión de colores, técnicas, enfoques y formatos, que caracterizaron la muestra, permitió a los visitantes apreciar la creatividad y diversidad cultural de la región.

Otro punto de interés fue la exposición de un antiguo vehículo policial (una patrulla amarilla) que forma parte del patrimonio de la Policía de Toronto y que sirvió de fondo para la toma de fotografías de los visitantes.

El área dispuesta para la comida también recibió muchas visitas durante todo el día. Destacó la oferta gastronómica de la región, con énfasis en la parrilla y choripanes argentinos, las pupusas salvadoreñas, los helados de frutas, las pupusas rellenas, los tamales, antojos, las empanadas argentinas, chilenas y venezolanas; la chicha de arroz; las obleas, crepes, y una variedad de postres y golosinas autóctonas.

Un pañuelo para las abuelas

La Red Argentina por el Derecho a la Identidad Canadá/USA se hizo igualmente presente en la Feria latina. En un stand ubicado en el área de niños, la comunidad de Toronto, que apoya a la organización de las Abuelas de Plaza de Mayo, en Argentina, convocó a los pequeños (y no tan pequeños) a pintar en pañuelos individuales de tela.

Estos pañuelos luego serán ensamblados en una única obra y enviada a las abuelas en tributo por el amor que demuestran por su familia desaparecida. Héctor Rombola, miembro de la comunidad, dijo que esta iniciativa esperan replicarla en Montreal y Vancouver.

Premiados

Como en las ediciones anteriores de la Feria Latina, el CHCH entregó los premios “HUMMINGBIRD AWARD 2024” a tres hispanos-latinoamericanos a quienes se les reconoce su trabajo voluntario en beneficio del colectivo.

Los premiados, previamente nominados por la comunidad, fueron Elra Salamanca (Venezuela), Ramón Antonio Morel Guzmán (República Dominicana) y Hanna Caraza (México).