Turistas canadienses miran a Cuba

    La seguridad, la belleza de las playas, la rica vida cultural y la hospitalidad de los anfitriones continúan siendo sobresalientes razones para turistas canadienses a la hora de elegir a Cuba como destino de ocio.

   Al decir de diferentes vacacionistas, una primera visita a esta isla caribeña da paso a una segunda, una tercera y hasta muchas más que permitan repetir la experiencia de sentirse a gusto, bien atendidos y con los deseos de regresar.

   Como resulta habitual en los reportes de los últimos años sobre el tema, Canadá encabeza los mercados emisores de visitantes a la Mayor de las Antillas, que además de sol y playa impulsa otras variantes de la llamada industria sin humo (naturaleza; eventos; salud, bienestar y calidad de vida).

    Según datos de la Oficina Nacional de Estadística e Información, en los primeros cinco meses de este año Cuba recibió a un millón 143 mil 949 visitantes internacionales y de esa cantidad 544 mil 763 fueron canadienses.

    Con respecto a igual periodo de 2022, cuando los arribos de dicho país norteño resultaron 182 mil 730 en un contexto marcado aún por las consecuencias de la Covid-19, los guarismos crecieron casi tres veces.

    De enero a mayo de 2023, por detrás de Canadá en los números de visitantes foráneos a Cuba se ubicaron en los cinco puestos inmediatos Estados Unidos, con 67 mil 615, Rusia (55 mil 413), Alemania (34 mil 231), España (29 mil 451) y Francia (29 mil 202).

    El crecimiento en tales indicadores de las naciones mencionadas en relación a la misma etapa del año precedente osciló entre 140,5 y 226,2 por ciento, puntualizó la fuente referida.

   A juicio del ministro cubano de Turismo, Juan Carlos García, las visitas desde Canadá se han recuperado en un 80 por ciento al compararlas con las existentes al momento previo de la pandemia.

   Medios periodísticos afirman que desde 1994, fecha de la creación del Ministerio de Turismo de Cuba, hasta 2021, las autoridades del sector en la isla reportaron 18 millones 348 mil 48 llegadas de canadienses.

   Para diversas voces, este ramo de vital importancia para la economía nacional muestra señales de recuperación y mantiene el propósito de cerrar 2023 con tres millones y medio de visitantes.

   En un reciente seminario internacional de Periodismo y Turismo, celebrado en La Habana, el profesor canadiense Hilary Becker, de la Universidad de Carleton, mostró ideas sobre el desarrollo de nuevos paquetes turísticos y el aumento de la cooperación a nivel regional y con las micro, pequeñas y medianas empresas.

   De acuerdo con un despacho de la agencia Prensa Latina, el experto consideró que lo más importante es trabajar juntos, incrementar la eficiencia y ampliar los vínculos con ese último tipo de entidades.

   También, destacó el modelo de turismo cubano que coloca a la comunidad en el centro del proceso y promueve el empoderamiento, el bienestar y el sentido de pertenencia a favor de preservar la cultura, la identidad y el medio ambiente.

    A criterio del catedrático canadiense y de reporteros y especialistas de 10 naciones que asistieron al seminario mencionado, los valores más relevantes para la recuperación turística en Cuba están en su belleza, la amabilidad de la gente, la infraestructura en crecimiento y, sobre todo, la seguridad.

Diony Sanabia
Corresponsal/La Habana | + posts