Más lauros para película mexicana Tótem

   Sol, una niña de siete años de edad, pasa el día en casa del abuelo en medio de los preparativos de una fiesta sorpresa de las tías para el padre. Todo comienza a volverse más caótico entre la familia y se fracturan sus cimientos. La pequeña trata de contestar algunas interrogantes de gran importancia de la propia vida.

   Así se presenta Tótem, la película de la directora mexicana Lila Avilés que ganó el premio Coral al mejor largometraje de ficción en el 44 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, un evento anhelado por los amantes del séptimo arte dentro y fuera de Cuba.

    Junto al máximo reconocimiento de esta cita, cuya consolidación a nivel regional sumó ahora dosis adicionales, dicha obra se adueñó de los lauros de dirección artística, a cargo de Nohemí González, y de guion, de la misma Avilés.

   Esa realizadora tuvo como ópera prima a La camarista, con debut en el Festival Internacional de Cine de Toronto en 2018, y este año regresó a las altas responsabilidades gracias a un filme muy alabado por la crítica y merecedor de más de una decena y media de galardones en concursos internacionales.

    Tótem, estrenada en febrero último en el 73 Festival de Cine de Berlín y donde logró el Premio de Competencia del Jurado Ecuménico por “la manera compleja y sensible de ilustrar el amor que mantiene unida a una familia tocada por una enfermedad terminal”, es la candidata de México a los Oscar 2024.

   Esto es algo que no se ve en el cine mexicano, estamos acostumbrados a historias de narcotraficantes, de drogas, de secuestros, pero también nuestra realidad es esta otra, es una familia que tiene una cotidianidad y que a pesar de los pesares sigue viviendo, comentó en una entrevista periodística la actriz Montserrat Maramón, quien interpreta a Nuri, tía de Sol.

    Al igual que Tótem otra película con tres lauros fue la argentina Los delincuentes, con notas descollantes en dirección, para Rodrigo Moreno, edición (Manuel Ferrari, Nicolás Goldbart y Moreno) y fotografía (Inés Duascastella y Alejo Maglio).

    Miguel González e Ilona Almansa conquistaron el Coral de actuaciones masculina y femenina, respectivamente, por sus desempeños en el filme colombiano El otro hijo.

    Por otra parte, los brasileños Fafa Nascimento y Uirá Dos Reis, y sus compatriotas Leandro Goddinho y Paulo Menezes se agenciaron los reconocimientos en música original y cortometraje, en ese orden.

    También de Brasil, Lillah Halla acaparó el lauro en ópera prima con Levante; Nara Normande y Tiao hicieron lo mismo en contribución artística de las primeras películas de sus creadores gracias a Sem Coracao; e Igor Bastos venció en largometraje de animación por Placa-Madre.

    Los argentinos Ulises de la Orden, con el Juicio, y Patricio Plaza (Carne de Dios) descollaron en largometraje documental y cortometraje de animación, y los cubanos  

Ariagna Fajardo (Al final del camino) y Vladimir Pérez (El mundo de Nelsito) triunfaron en cortometraje documental y cartel.

    Para el peruano Rodolfo Zavala (La casa de las galletas) fue el Coral de postproducción, en un certamen que tuvo 199 películas en concurso y más de 85 mil personas, según los organizadores, acudieron a los cines y salas, del 8 al 17 de diciembre.

    Entre los diferentes premios colaterales del evento retornó este año el Glauber Rocha, que auspicia desde 1985 la agencia de noticias Prensa Latina y reúne con voz y voto a los medios acreditados en La Habana.

    Correo Canadiense estuvo por primera vez como parte de los participantes en la selección que favoreció al filme chileno Los colonos, de Felipe Gálvez.  

Diony Sanabia
Corresponsal/La Habana | + posts