Nuevas enfermedades causadas por bacterias en las masas de sargazos

CANCÚN, QUINTANA ROO, 24MARZO2022.- Aspectos de playa Marlin y Coral donde poco a poco se empieza a ver alga marina, la temporada del sargazo apenas comienza y a principios del mes de abril se esperan el más fuerte recale, ya que la gran mancha de sargazo que ha sido detectada en el Atlántico y mar Caribe podía llegar en dos semanas más. El mayor impacto se prevé para la zona de Mahahual y sur del estado, y por ahora hay afectaciones importantes en Playa del Carmen, Tulum y Puerto Morelos. FOTO: ELIZABETH RUÍZ /CUARTOSCURO.COM

La masa gigante de algas marinas que se ha estado acumulando en las playas de la costa de Florida, lo que representa un riesgo para la vida marina, la salud respiratoria humana y el turismo, podría conllevar una amenaza adicional: las bacterias que provocan enfermedades.

El sargazo, una variedad específica de algas marinas, ha formado durante mucho tiempo grandes florecimientos en el Océano Atlántico, y los científicos han estado rastreando acumulaciones masivas desde 2011. Pero con el doble del ancho de los Estados Unidos, el florecimiento de este año es el más grande jamás visto, abarcando colectivamente más de 8,047 kilómetros desde las costas de África hasta el Golfo de México.

Cuando está a la deriva en el mar, el sargazo puede servir como hábitat, brindando alimento y protección a animales como peces, mamíferos, cangrejos y aves marinas, según Sargassum Information Hub, un proyecto conjunto entre varias instituciones de investigación.

Pero cuando se acumula y comienza a descomponerse en la costa, puede haber inconvenientes. La interacción entre el sargazo, los desechos marinos plásticos y las bacterias del género Vibrio “crea la tormenta “patógena” perfecta que tiene implicaciones tanto para la vida marina como para la salud pública”, según un comunicado de prensa de un estudio de mayo publicado en la revista Water Research.

Los investigadres que realizaron el estudio, la mayoría de los cuales estaban afiliados a la Florida Atlantic University, exploraron un escenario del que se sabía poco: si la bacteria Vibrio, incluida la variedad comúnmente conocida como bacteria carnívora, que colonizaba el sargazo y los desechos plásticos podría infectar a los humanos.

La bacteria Vibrio ocurre naturalmente en algunas aguas costeras y alcanza concentraciones más altas cuando la temperatura del agua es más cálida, entre mayo y octubre, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU . De más de 100 especies de Vibrio, alrededor de 12 pueden causar una enfermedad humana conocida como vibriosis.

Las personas pueden contraer vibriosis al comer mariscos crudos, poco cocidos o almacenados incorrectamente, especialmente ostras, o cuando una herida abierta se expone al agua salada o salobre, una mezcla de agua dulce y agua salada, según los CDC.

Vibrio vulnificus es la especie que puede causar infecciones carnívoras, conocidas como fascitis necrosante.

Al estudiar los riesgos potenciales relacionados con el océano para los humanos, los investigadores aislaron 16 variedades de colonias de Vibrio de larvas de anguila, desechos marinos plásticos, sargazo y agua de mar extraída de los mares del Caribe y los Sargazos del Océano Atlántico Norte.

Dadas todas estas preocupaciones, ni las personas ni las mascotas deben jugar en sargazo o charcos de marea estancada que contengan sargazo, especialmente si estas áreas huelen mal. Tampoco te sientes cerca del sargazo, ya que el gas emitido por las algas en descomposición (sulfuro de hidrógeno) es tóxico y puede causar problemas respiratorios si se ingiere.

Si no tiene heridas abiertas, debería estar bien para nadar en océanos con sargazo, ya que ese ambiente está moviendo agua salada en lugar de agua salobre, agregó. Pero si ves pasar un grupo, aléjate de él. No nade en aguas que parezcan sucias.

Si tiene heridas abiertas y debe caminar a través del sargazo por cualquier motivo, cubra sus heridas con vendajes impermeables, aconsejan Williams y los CDC. Después, destaparlos inmediatamente y desinfectarlos a fondo.

Si después de visitar una playa cargada de sargazo no se siente bien uno o dos días después, incluso si es leve, como dolor de cabeza, fiebre o dolor de estómago, vaya al médico. Las personas con infecciones por Vibrio vulnificus también pueden experimentar mareos, náuseas o vómitos, problemas de equilibrio, diarrea, escalofríos, presión arterial baja o lesiones cutáneas con ampollas, según los CDC.

José Luis Perelló Cabrera
+ posts

Investigador. Cátedra de Estudios del Caribe «Norman Girvan»

Universidad de La Habana