El Parque Nacional de Chiribiquete, un impresionante destino turístico de naturaleza en Colombia

El Parque Nacional Natural Sierra de Chiribiquete se encuentra ubicado en la región amazónica colombiana, en los departamentos de Caquetá y Guaviare. Con una extensión de 4.3 millones de hectáreas conforma el área protegida más grande del sistema de parques naturales de Colombia y uno de los mayores en Latinoamérica.

El Parque Nacional Chiribiquete en la región occidental del Escudo Guayanés, se sitúa al este de la Cordillera Oriental y al norte de la llanura amazónica. Al oeste limita con el Alto Río Negro y al sur de las sabanas de la Orinoquía. Las elevaciones en el parque oscilan entre 200 y 1000 metros sobre el nivel del mar. Contiene formaciones geológicas que se componen de mesetas y estructuras rocosas empinadas. Las formaciones se dividen en tres secciones diferentes: el Macizo del Norte, el Macizo Central y los Messas de Iguaje.

El Parque se destaca no solo por su impresionante extensión, sino también por su rica biodiversidad. Posee una fauna representativa del área amazónica, tales como el tapir amazónico, la nutria gigante, el águila arpía, el hormiguero gigante, el mono lanudo y el jaguar entre otros. En cuanto a la vegetación, se puede agrupar en diferentes biomas que se encuentran dentro del parque como las áreas de sabana, bosques inundables, bosques de tierra firme y bosques de tepuy.

El Parque Nacional Natural Chiribiquete se estableció el 21 de septiembre de 1989 y se amplió a 43.000 km2 en 2018, declarándose Patrimonio natural y cultural de la Humanidad por la UNESCO ese mismo año; como un reconocimiento a su “destacado valor universal” para la naturaleza y la gente.

El área se distingue por sus montañas de mesa de bosques de tepuy, que se elevan abruptamente desde el bosque. Es un remanente importante de la cadena rocosa perteneciente a las formaciones Precámbrica y Paleozoica que conforman el Escudo Guayanés. El parque posee el complejo pictográfico más antiguo, amplio, denso e impresionante de América, con murales monumentales que incluyen más de 70.000 pictogramas, algunos de estos con más de 20.000 años de antigüedad. Se han descubierto más de 600.000 rastros de más de 75.000 petroglifos y pictografías en las paredes de 60 refugios rocosos en la Serranía de Chiribiquete.

En la zona y como parte de la belleza de la región Amazónica, hay una atracción turística particular, que combina un paisaje distinto y está ubicada en la Reserva las Palmas. Se trata de una espectacular caverna, considerada la puerta de oro del Amazonas, cuya estructura está compuesta por diversos colores. De hecho, por esa característica se llama la Cueva de Colores y es la única en Colombia, ubicada en un territorio indígena y donde se une la selva del Amazonas y los llanos del Yarí.

El manejo del área en los próximos años será apoyado por “Herencia Colombia”, una iniciativa liderada por Parques Nacionales Naturales de Colombia, con apoyo de WWF, la Fundación Gordon and Betty Moore, el Fondo para la Biodiversidad y las Áreas Protegidas, Wildlife Conservaion Society (WCS), Conservación Internacional y del gobierno alemán (BMZ). A través de esta iniciativa se creará un fondo para mejorar el sistema de áreas protegidas de Colombia y garantizar la gobernanza y el manejo apropiado de las áreas que forman parte del sistema; pudiendo convertirse en uno de los destinos del turismo de naturaleza más significativos de Latinoamérica.