Turismo arqueológico en el Caribe Mexicano: La reserva de la biosfera de Sian Ka’an

La zona arqueológica de Muyil está ubicada a 19 minutos de Tulum, y dos horas y 15 minutos de Cancún. Los elementos encontrados y estudiados en la zona indican que el lugar estuvo sumamente poblado durante la época prehispánica. También muestra que los edificios del recinto estaban, en su mayoría, destinados al uso cívico y religioso, aunque también había algunos con fines habitacionales.

Las ruinas de Muyil reúnen atractivos históricos y naturales que harán de la visita una experiencia muy completa. Este asentamiento fue uno de los primeros sitios habitados en México y, si bien es más pequeño que Tulum, no deja de ser impresionante.

Es un sitio arqueológico excepcional, en medio de la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an e inmerso en un entorno natural de gran belleza. Antaño fue un importante asentamiento costero que contaba con una arquitectura impresionante relacionada con el Petén guatemalteco.

Muyil es uno de los recintos más importantes, en tamaño y cantidad de edificios arquitectónicos de la Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an.

Su nombre hace honor a una de las dos grandes lagunas que hay cerca del recinto: la laguna de Muyil y Chunyché. El paseo por el recinto se realiza por medio de un camino que atraviesa la selva hasta la laguna. En ella se dice que iniciaba la ruta comercial que permitía a los mayas interactuar con el resto del país y del mundo.

El sitio arqueológico se extiende a lo largo de 38 hectáreas de selva. Para el turista, Muyil es una opción perfecta para un día de exploración. La visita le permitirá aprender cómo los mayas construyeron este centro comercial, pasear por edificios rodeados de una exuberante vegetación y finalizar en un increíble sistema de lagunas y canales que conduce al mar Caribe.

Los paseos y caminos de la selva se encuentran muy bien cuidados y llenos de especies de plantas y animales. Al final del sendero se puede subir por los escalones empinados que conducen a la torre de observación. Desde allí se tiene una vista panorámica del recinto, la selva, las lagunas y los manglares.

El recorrido por el asentamiento maya inicia en un área conocida como Grupo de la Entrada. En ella se observa el primer conjunto de construcciones, como templos, altares y plataformas. A medida que avanzamos, vamos descubriendo las estructuras más destacadas de Muyil, que son las que mencionamos a continuación:

El Castillo: Se trata de una pirámide de cinco cuerpos y 18 metros de altura, considerada como la más alta de toda la costa de la Riviera Maya. Es sin dudas, la construcción más importante del recinto, en cuya parte más alta se ubica un templo. Hasta el día de hoy no se sabe con exactitud cuál fue su función, pero se cree que posiblemente se erigió para representar a la ceiba, que era el árbol sagrado de los antiguos mayas. Detrás de El Castillo sale un camino hacia una pequeña cabaña de madera que conduce a Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an.

Plaza de la Entrada: Es el sitio en el cual los gobernantes mayas y los pobladores asistían a distintos acontecimientos civiles y ceremonias religiosas. Se compone de 10 basamentos de forma piramidal, en cuya cima se encuentra un templo.

Estructura 7H3: Consiste en un templo de doble cuerpo con techo abovedado y más de 750 años de historia, que destaca por sus restos de estuco. La sala interior posee una entrada situada al norte, mientras que la sala exterior cuenta con una entrada lateral y una central.

Palacio Rosa o Templo 8: El Palacio Rosa fue el centro del ámbito cívico-religioso de Muyil. Estaba delimitado por un muro de poca altura y rodeado de otros templos, altares, plataformas y un oratorio.

El conjunto fue construido durante el período posclásico tardío, entre los años 1200-1500, cuando se produjo un notable crecimiento en la demografía de esta antigua ciudad maya.

Si seguimos avanzando por el sendero, observaremos que en el centro de los conjuntos arquitectónicos sobresalen unas plataformas cívicas cuadradas con una escalera de cada lado. Las mismas hacen referencia a los puntos cardinales y por ellas subían los personajes de alto rango cuando debían dar algún mensaje a la población.

Por  medio del Tren Maya, los turistas pueden visitar el yacimiento arqueológico de Muyil de lunes a domingo, de 8 am a 5 pm (el último acceso es a las 4:30 pm). Mientras que los mexicanos que lleven identificación pueden ingresar gratis los días domingo. El sendero interpretativo sale desde Muyil, recorre 2 km y nos lleva hasta la laguna. Una vez allí se puede tomar tours en lancha para conocer la zona de manglares y otros puntos. En caso de hacer esta actividad, se debe pagar con un costo adicional y preferiblemente llevar sombrero y protector solar, puesto que son embarcaciones no techadas.

La zona cuenta con aparcamiento, sanitarios y áreas de descanso. Se debe tener en cuenta que allí no existe ningún lugar para comprar comidas o bebidas, así que se debe llevar todo lo que se necesite por cuenta propia.

Cabe mencionar que la construcción del Aeropuerto Internacional de Tulum y del Tren Maya darán un gran impulso económico y turístico a toda la zona, lo que permitirá a miles de turistas conocer sitios como la zona arqueológica de Muyil, inmersa en un entorno natural único.