CHC pide a gobierno de Canadá acciones para proteger las Islas Galápagos

El Congreso Hispano Canadiense (CHC) ha enviado información al gobierno canadiense respecto a la pesca ilegal y contaminación de las aguas en las Islas Galápagos, zona declarada por la UNESCO hace 42 años Patrimonio Natural de la Humanidad.

Localizadas en el Océano Pacífico, a 906 kilómetros de Ecuador, las Islas Galápagos, llamadas también Las Islas Encantadas, albergan un amplio número de especies endémicas y fauna marina que están siendo afectadas por la contaminación y pesca ilegal de las embarcaciones, presumiblemente chinas.

En su carta al ministro del Medio Ambiente y Cambio Climático, Jonathan Wilkinson, la presidenta y la fundadora del CHC, Eldy Ampuero y Elvira Sánchez de Malicki, expresaron su preocupación por lo que está sucediendo en el archipiélago ecuatoriano.

En su primera misiva titulada ¿Puede Canadá hacer algo para ayudar a detener la destrucción china de Galápagos? Las representantes del CHC invitan a los ministros a ver un reporte noticioso de la BBC sobre cómo 265 embarcaciones chinas están extrayendo recursos naturales y contaminando los mares.

“Por favor, revisen esta información para ver si hay algo que Canadá pueda hacer para detener este tremendo e irreparable daño”, indican en su misiva fechada el 22 de julio de este año.

El ministro Wilkinson respondió en consecuencia diciendo que respecto a la preocupación de la pesca ilegal le reenvió la carta a la ministra de Pesca, Océanos y Guarda Costas, Bernadette Jordan, pues el tema es de su competencia.

Respecto al comercio ilegal de vida silvestre, dijo el ministro, “Canadá se compromete a avanzar en los esfuerzos para combatir este problema crítico, incluso a través de su compromiso internacional para construir y fortalecer el marco global para la aplicación de las leyes de vida silvestre y la prevención de los delitos contra la vida silvestre”.

En cuanto a la contaminación de los mares por plásticos de las embarcaciones, el ministro Wilkinson detalló que Canadá trabaja con los socios del Grupo de los Siete y Grupo de los 20 para fortalecer las políticas, promover la investigación e intercambiar información y mejores prácticas para reducir la contaminación plástica a nivel mundial.

“Canadá está implementando sus compromisos bajo varios acuerdos internacionales que ayudan a prevenir el desperdicio y la basura, como el Convenio Internacional para la Prevención de la Contaminación por los Buques. En 2018, el país encabezó la Ocean Plastics Charter bajo su presidencia del G7 para unir a los gobiernos y la industria como socios en la lucha contra la contaminación plástica. Me complace señalar que, a julio de 2020, 26 gobiernos y 70 empresas y organizaciones han respaldado la Carta comprometiéndose con enfoques más sostenibles para producir, usar y administrar plásticos. En apoyo de la Carta, Canadá comprometió $ 100 millones para que los países en desarrollo movilicen soluciones para reducir la contaminación plástica”.

Eldy Ampuero y Elvira Sánchez agradecieron la misiva del ministro Wilkinson y expresaron su esperanza de que Canadá pueda hacer algo más “con respecto a los barcos pesqueros chinos/asiáticos que destruyen la vida marina y la biodiversidad de Galápagos”.

Este año se está cumpliendo el 60 aniversario de las relaciones diplomáticas entre Canadá y Ecuador, por lo que las representantes del CHC señalaron que “este año tanto Canadá como Ecuador se unieron a la Global Ocean Alliance, un grupo de ahora 26 países que buscan proteger el 30% de los océanos para 2030, aunque ni China, Rusia ni Estados Unidos lo han hecho. Esto habla en voz alta del compromiso de Canadá y Ecuador con este objetivo tan importante”.

Según la petición hecha por Verónica Lanes en el sitio Change.org, avalada por 400 mil firmas, el gobierno ecuatoriano ha solicitado formalmente “las banderas, números de matrícula y nombres de las embarcaciones que realizan actividad pesquera en esta zona, para cotejar la información con los registros de las OROPs y confirmar si dichas naves cuentan con los permisos respectivos para pescar”.

El ciudadano ecuatoriano-canadiense Francis Salcedo realizó junto con un equipo de voluntarios de Ecuador, Alemania y Reino Unido una labor de limpieza de basura en algunas zonas de las Islas Galápagos. “Encontramos muchas botellas de plástico con etiquetas de marcas chinas”, expresó en sus redes sociales.

El CHC calificó como “imperativo” que Canadá se uniera a las voces y fuerzas de la presión internacional, “no sólo para prevenir las atrocidades cometidas, sino también para ayudar a garantizar que se otorgue la extensión de la zona económica exclusiva de Ecuador entre el continente y las islas. Esto eliminaría la estrecha brecha existente de aguas internacionales que favorece y permite las actividades desastrosamente depredadoras y destructivas emprendidas por buques pesqueros extranjeros en esa zona”.

Ampuero y Sánchez concluyeron su carta a los ministros de Medio Ambiente y Pesca diciendo: “alentamos a Canadá a poner a disposición de Ecuador su tecnología de punta para monitorear actividades ilegales en el mar”.

Fotos cortesía de la Embajada de Ecuador en Canadá y de Francis Salcedo