¿Por qué es tan importante la vacuna?

Las vacunas contra la Covid 19 constituyen hoy la única garantía disponible de hacerle frente a una enfermedad mortal que ha cobrado millones de vidas en todo el mundo. Sin embargo, todavía existen muchas personas temerosas de inocularse contra el virus y prefieren mantenerse al margen, poniendo en peligro su salud y la de los demás. ¿Este comportamiento tiene alguna justificación? ¿Hay razones de peso que hagan dudar de la función de las vacunas?

Sobre estos temas CorreoTV entrevistó esta semana al doctor Jorge Filmus, especialista en Ciencias Biológicas en el Sunnybrook Research Institute, y al trabajador comunitario Michael Reyes quienes ofrecieron sus experiencias alrededor de este particular fenómeno.

“Es una narrativa muy común en nuestra comunidad, este comportamiento se ve sobre todo en gente mayor o que acaban de llegar, quizás por falta de acceso a la información en español creíble basada en evidencias. En mi experiencia, en personas de la comunidad con la cual platico y gente de mi familia he notado que existe mucha desconfianza, que hay dudas. No hay mucha comprensión de cómo se desarrolló la vacuna. También las personas se sienten temerosas por lo que les puede causar o cómo los puede afectar negativamente”, compartió Reyes.

Al respecto, el doctor Filmus, quien forma parte del grupo Latin American Covid Task Force, explicó que si bien es cierto que al principio había grandes dudas en la comunidad latina con respecto a vacunarse, los números indican que con el correr del tiempo ha aumentado muchísimo la cantidad de latinos que están dispuestos a inmunizarse.

“Statistics Canadá publicó recientemente un estudio donde mostraron que de acuerdo a las encuestas, en diciembre del año pasado sólo el 64 por ciento de los latinos querían vacunarse; pero una repetición de esa misma encuesta en abril de este año, indicó que ahora son el 90 por ciento de los latinos los que ahora quieren vacunarse”, señaló el también profesor del departamento de Biología Médica de la Universidad de Toronto.

El especialista reconoció también que todavía falta gente para vacunarse y no solo en la comunidad latina sino también en otras comunidades de inmigrantes.

“Hay que señalar que hoy en día en Canadá más del 80% de la gente que califica (para recibir la vacuna) está vacunada. De todos modos, dado el avance de la variante Delta que es una mutación del virus y que ahora predomina en nuestra sociedad, lamentablemente el porcentaje que antes se consideraba necesario para lo que se conoce como protección de rebaño ahora ya no es suficiente”, manifestó el doctor.

 “Sabemos que las personas mayores son más susceptibles a presentar complicaciones y fallecer ya que algunos tienen un sistema inmunológico más débil a causa de la edad y muchos presentan lo que llamamos comorbilidades que no son más que problemas de salud comunes como enfermedad de los riñones, diabetes, hipertensión arterial, etc.”, comentó.

Controles y regulaciones

Un aspecto que influye en los temores de la comunidad latina sobre la vacuna son precisamente los experimentos que se realizaron en el siglo pasado en varios países de Centroamérica y que trajeron tristes consecuencias para las naciones involucradas.

Respecto a ese tema, el profesor Filmus recalcó que hoy en día las autoridades sanitarias controlan mucho los medicamentos. “Las autoridades reguladoras son muy estrictas con respecto a eso y si se descubriese alguna violación de estos protocolos puede haber penalidades muy serias”.

“Otro aspecto que hay que tener en cuenta es que el gobierno de Canadá no hizo que la vacuna fuera obligatoria. Nadie obliga a nadie a vacunarse, no es algo que se quiera forzar. Las personas por si solas deben hacerlo al darse cuenta de que los ayuda a protegerse de un virus que lamentablemente mata y para el que todavía no tenemos cura”.

El profesional instó a los miembros de la comunidad que aún no han recibido sus dos dosis de vacunas a dialogar con su médico de familia, una persona de total confianza que puede evacuar todas las dudas alrededor de este procedimiento.

(*) Nota realizada a partir de la entrevista de Isabel Inclán para CorreoTV. Vea la entrevista en el canal de YouTube de Correo Canadiense.