Latinos encendieron energía en el Festival de Mississauga

Con una variada programación de tres días, que incluyó cerca de 200 artistas nacionales e internacionales, se realizó el pasado fin de semana la edición 14 del Mississauga Latin Festival en donde latinos, canadienses y migrantes de otras nacionalidades disfrutaron de lo mejor de la música, comida y cultura latinoamericana.

Isabel Cuéllar, la organizadora de este festival, dio la bienvenida a los miles de asistentes y se refirió a la ciudad de Mississauga, colindante con Toronto y que tiene más de 828 mil habitantes. “Esta es una ciudad multicultural. Esto es Canadá, que es para todos nosotros. Este festival es para todos ustedes”, dijo y aseguró que en los tres días asistieron cerca de 45 mil personas.

El invitado internacional fue el colombiano Jair Santrich, quien interpretó música ranchera mexicana. En entrevista con CorreoTV, el barranquillero se definió como “un colombiano con corazón mexicano”. Agregó que la vida lo ha alistado para esto, pues gracias a su abuela que le inculcó el gusto por la música mexicana, él ahora tiene una profesión.

“La música ranchera es mi inspiración para escribir y cantar. Me inspiran los íconos mundiales como José Alfredo Jiménez, Javier Solís, Vicente Fernández. He aprendido mucho de todos ellos y trato siempre se demostrar lo mejor primero para el público y segundo por respeto a la música mexicana porque es una música de mucha exigencia, de mucho nivel y de un repertorio que adoro con el alma”, dijo Santrich, quien le hizo un homenaje póstumo a Darío Gómez.

También se presentaron El Parrandon Band, El Swing de Azuris Band y la orquesta Son D´Aquí, quienes le hicieron un tributo al Grupo Niche, entre otros artistas, así como grupos folklóricos de Perú, Bolivia, Colombia, México, Ecuador, Venezuela y Canadá. La sensación de la noche fue sin duda el performance dancístico y musical de Xtravaganza.

El cantante dominicano José Miguel Mateo, quien se unió a Swing de Azuris hace cinco años, dijo que este festival es una de las mejores oportunidades para la banda de representar a República Dominicana. “Siento que los canadienses saben que estamos acá, pero todavía no quieren reconocer el poder, el amor y la energía de los latinos en Canadá. Este festival es parte de eso. Ojalá que siga habiendo festivales latinos”, señaló. La banda se presentará en Montreal el 20 de agosto.

La pareja nicaragüense Craus y Nidia vino desde London a ver este festival: “Todo está muy bonito, los artistas y la comida. Comimos algo de Perú y muy delicioso. Venimos hoy sábado y nos quedaremos hasta mañana pues está bueno esto”.

Los jóvenes colombianos, Angie y Juan Pablo compartieron su gusto por este festival. “Es hermoso ver a Latinoamérica junta en Canadá”, dijo Juan, mientras que Angie agregó que, con la comida, el ambiente y la música “uno se siente muy feliz como que en casa”. Su amigo canadiense Harish, de 19 años, notoriamente feliz e incorporado dijo que le gustó la pupusa que comió.

La colombiana Mariela Gómez describió el festival como “muy bueno, elegante y espectacular”. Su amiga, una Irene Rendón, una inmigrante paisa y quien vino por primera vez, destacó la variedad musical de este festival que le hizo recordar una feria artesanal que se hace en Medellín y que refleja la idiosincrasia de los colombianos. Su otra amiga, Ana María López, comentó que lo que más le gustó es ver “la diversidad de culturas y que todos estemos unidos”.

En el Mississauga Latin Festival hubo de todo, juegos para niños, refrescantes bebidas, un sinfín de platillos latinos, además de buenas clases de zumba, un desfile folklórico latino y música de mariachi, todo bajo un intenso sol que atestiguó la energía de los inmigrantes latinos de tres generaciones.

____  

Fotos: Isabel Inclan