Gustavo Martínez, el mexicano que llegó a Canadá con su hermano en bicicleta en 1956

En entrevista con CorreoTV, el mexicano Gustavo Martínez, contó las peripecias y emociones del viaje que él y su hermano Arturo realizaron en bicicleta en 1956 desde Pachuca, Hidalgo, México, hasta Toronto, Canadá, un periplo complicado que duró 82 días.

“Para mí fue una gran enseñanza, constituye además una fuente de motivación para las nuevas generaciones, íbamos con apenas 100 dólares, una muda de ropa de repuesto, una cámara fotográfica y sobre todo mucho entusiasmo”, explicó.

Martínez relató que ambos tenían esa idea desde hacía tiempo, y aclaró que fue una aventura planeada para pasar el verano acá, porque Arturo se había graduado de ingeniero y quería disfrutar un sabático.

“Un hombre de negocios francés que estaba muy involucrado con proyectos juveniles había hablado sobre un plan para realizar una caravana desde México hasta Quebec, pero el viaje se fue aplazando de tiempo en tiempo, y nunca se hizo realidad y entonces fue que Arturo y yo nos atrevimos a emprender la aventura solos”, agregó.

Martínez explicó que el proyecto original de ambos hermanos era llegar en bicicleta hasta Alaska, pero hubo que cambiar los planes y entonces decidieron que la meta sería la ciudad de Toronto.

“A pesar de nuestra ignorancia, hicimos el viaje de una forma relativamente fácil, la gente nos ayudó en la travesía, y aunque íbamos con el deseo de llegar a Toronto en verano, no teníamos ni idea de lo que hacíamos, y era algo sumamente nuevo”, afirmó el entrevistado.

Según Martínez, esta fue una aventura mágica, “nos sentimos como si fuéramos Cristóbal Colón y sus acompañantes, porque en realidad íbamos a descubrir nuevas tierras”.

Añadió que la ciudad de Toronto que ellos se encontraron en 1956 por supuesto que era muy diferente a la urbe actual, entre otras cosas porque resultaba muy difícil encontrarse a alguien que hablara español, eso era un milagro, pues había una colonia latina muy pequeña, que se limitaba al personal del consulado mexicano y otros colectivos en diferentes barrios.

“Cuando salimos de Pachuca, Hidalgo, no pensamos quedarnos en Canadá, sino solamente pasar un tiempo de vacaciones, era una aventura corta para después regresar a casa, pero conocimos mucha gente buena, y nos conminaron a obtener una visa como residentes”, explicó.

Gustavo Martínez explicó a CorreoTV que lo que iba a ser un viaje veraniego se convirtió en algo definitivo y fue una experiencia que cambió definitivamente su vida.

“Reingresé a la universidad, esta vez en Toronto, gracias al apoyo del centro de trabajo donde laboraba aquí, que me cubría los gastos, me siento humildemente orgulloso de los resultados de este viaje a Canadá, el impacto que tuvo para el resto de mi vida, porque aquí fundé una familia, y tengo dos hijas, ambas profesionales de quienes estoy orgulloso y soy feliz”, explicó.

“Lo único que siento es que mi hermano Arturo falleció, él se hubiera sentido feliz igual que yo, estuviera festejando todo este éxito”, expresó.

A sus 86 años, Gustavo Martínez se siente muy bien, a pesar de que una afección con el virus del Nilo lo golpeó duro; aunque salió airoso quedó con algunas limitaciones que le impiden hacer ejercicios, y lo que hace es caminar todos los días.

“Creo que la juventud debe practicar deportes, es algo absolutamente necesario, me siento contento al ver actualmente que muchas personas hacen ejercicios por las calles todos los días, guardando las medidas contra la Covid-19”, acotó.

Cuando CorreoTV le pidió al entrevistado un mensaje para las nuevas generaciones, expresó: “La juventud no es perpetua, hay que aprovecharla y estar listos siempre para actuar donde se pueda y cómo se pueda, hay que ser optimista y tenaz, más ahora en este mundo digitalizado, que presenta grandes ventajas, pero también desventajas, por eso hay que mantener el equilibrio entre lo positivo y lo negativo y sin perder las condiciones físicas de nuestro cuerpo”, concluyó Martínez, con una alta dosis de energía y optimismo.

(*) Nota realizada a partir de la entrevista de Isabel Inclán para CorreoTV. Vea la entrevista en el canal de YouTube de Correo Canadiense.