Ministro federal de Medio Ambiente asegura que “no se puede combatir lo que no se puede medir”

*Canadá ayudará con 4.5 mdd a México, Perú, Chile y Colombia

En el marco de la 29 reunión anual de la Comisión para la Cooperación Ambiental de Norteamérica, el ministro canadiense de Medio Ambiente y Cambio Climático, Steve Guilbeault, concedió una entrevista a CorreoTV en donde se refirió a su encuentro con la secretaria mexicana de Medio Ambiente y Recursos Naturales, María Luisa Albores González, y a la ayuda que Canadá dará a los gobiernos de México, Perú, Chile y Colombia para mejorar sus sistemas de datos para medir el impacto ambiental.

Detalló que este anuncio es parte del Acuerdo de París en el sentido de apoyar a países en el llamado Global South (países en vías de desarrollo y con historia de colonialismo) para que estén mejor preparados para enfrentar los impactos del cambio climático. Aclaró que Canadá también ha ayudado a naciones africanas.

Interrogado acerca de por qué se seleccionó a estas cuatro naciones latinoamericanas, el ministro Guilbeault dijo que se decidió apoyar a naciones grandes que necesitan mejorar sus sistemas de medición de cambio climático.

“Decidimos apoyar a menos países, pero con más compromiso significativo”, añadió, aunque no descartó que la ayuda se pueda extender en otro momento a otros países.

Respecto al apoyo para el sistema de datos, dijo que “un elemento importante en la lucha contra el cambio climático es saber qué está pasando en determinado país, como la emisión de gases de efecto invernadero, emisiones del sector de transportación, del sector agrícola e industrial”.

En otras palabras, añadió, “no se puede saber que está pasando si no se puede medir” el impacto ambiental. Los datos pueden mostrar si se está cumpliendo con los objetivos de lucha contra el cambio climático, acotó y dijo que estos sistemas de medición ayudarán también a saber los aportes de los programas ambientales que se implementen en los países del Global South.

El ministro de Medio Ambiente fue entrevistado el 14 de julio durante su visita a México (Yucatán) donde se reunió con su contraparte mexicana, la secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, María Luisa Albores González con quien ya se había reunido a finales del 2021.

“Nos sentimos muy bienvenidos por nuestra contraparte mexicana. Pudimos conocer lugares cerca de Mérida como un santuario de flamingos y un cenote (pozo de agua de gran profundidad)”, dijo el ministro y destacó las coincidencias que hay con su contraparte mexicana.

La secretaria Albores, por su parte, escribió en su cuenta de Twitter: Inauguramos la 29 Sesión Ordinaria del Consejo de la @CECweb en el ejido de San Crisanto, en Yucatán. Qué mejor lugar para recibir a @EPA y @environmentca, junto a la @SDSYucatan. Desde aquí recordamos que el cuidado de la Madre Tierra lo hacen posible las comunidades”. En este encuentro trilateral también participó por parte de Estados Unidos Michael S. Regan, administrador de la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

¿Cómo está Canadá dentro de los objetivos del Acuerdo de París?

El ministro Steve Guilbeault recordó que en marzo pasado le presentó al primer ministro Justin Trudeau un plan detallado para la reducción de emisiones contaminantes, que indica cómo Canadá podrá alcanzar los objetivos de este acuerdo ambiental global para el 2030 en diferentes sectores, como el agrícola, transportación, industria, edificios, petróleo y gas. Este plan será presentado en la siguiente reunión de las Naciones Unidas.

Detalló que para el gobierno federal hay dos grandes prioridades, la primera es reducir la contaminación en Canadá. “Ya se empiezan a reflejar algunos números. Si comparamos los datos de 2020 y 2021 podemos ver que la contaminación ambiental muestra una baja, aunque podemos hacer más, debemos acelerar esto”.

La otra prioridad es desarrollar una Estrategia Nacional de Adaptación, es decir estar mejor preparados para enfrentar el cambio climático, pues “no estamos preparados”, dijo y añadió “a veces pensamos que los eventos del cambio climático pasan en otros países, pero no, eso está pasando en Canadá y lo vemos en los incendios forestales, oleadas de calor, inundaciones.

“Necesitamos trabajar juntos con las provincias, territorios, municipalidades, líderes indígenas para estar preparados para enfrentar los efectos del cambio climático. Este programa estará listo en el otoño y será presentado ante la ONU en noviembre”.

El ministro sugirió a los canadienses hacer su parte para frenar el cambio climático, como caminar, usar bicicleta o autobús en lugar del automóvil, reducir el uso de plásticos. En junio pasado el ministro anunció que Canadá prohibirá para fin de año la fabricación e importación de plásticos de un sólo uso.

“Como ciudadanos y consumidores podemos hacer una gran diferencia a través de hacer selecciones más responsables. Podemos hablar de ello con nuestros familiares, vecinos y miembros de las comunidades y trabajos. De esta forma vamos a tener un gran impacto positivo contra el cambio climático”.

Adelantó que en los próximos meses el gobierno federal implementará un tope (cap) para la contaminación de petróleo y gas, cuyas emisiones contaminantes se han incrementado “drásticamente” en los años recientes. En breve se anunciará cómo se implementará ese límite.

Otra acción es promover el uso de vehículos eléctricos. “Ya tenemos incentivos en Canadá para las personas que quieran cambiar de un vehículo convencional a uno eléctrico. Para el 2026 al menos 20% de los vehículos que sean vendidos en Canadá deben ser de emisión “cero”. Para el 2030, el porcentaje deberá subir a 60% y para el 2035 el 100% de los vehículos que se vendan no deberán contaminar. Esto es algo que no estamos haciendo solos sino en colaboración con productores en Estados Unidos”.   

(*) Nota realizada a partir de la entrevista de Isabel Inclán para CorreoTV. Vea la entrevista en el canal de YouTube de Correo Canadiense.