En British Columbia opera un programa anti-Covid-19 para trabajadores agrícolas temporales

Cada año vienen a Canadá más de 50 mil trabajadores agrícolas temporales, de los cuales casi la mitad son mexicanos. Para evitar que se contagien o puedan contagiar a otros de COVID-19, en Vancouver opera el Equipo de Respuesta de Covid para Personal Específico, que atiende a cientos de jornaleros mientras hacen la cuarentena después de su arribo.

“Mi mayor orgullo en mi vida profesional es poder dedicar tiempo y esfuerzos a ayudar a la comunidad de trabajadores temporales extranjeros que llegan a Canadá para que enfrenten la Covid-19 y puedan realizar sus labores”, dijo a CorreoTV la doctora Mercedes Rodríguez, integrante del Equipo de Respuesta a la pandemia en Vancouver, Columbia Británica.

Este equipo de trabajo recibe a estos campesinos, les da seguimiento desde que llegan, los asesora, vela por su estado de salud durante los 14 días de cuarentena en instalaciones específicas y determina en qué momento pueden incorporarse al trabajo.

La doctora explicó que cuando estos trabajadores arriban a British Columbia se hospedan en hoteles y hay un grupo especializado de doctores, enfermeras y trabajadores de la salud en general que chequea su situación sanitaria y los incorporan a la cuarentena de dos semanas.

Durante ese período se les capacita, se les explica qué cuidados deben mantener y se vigilan sus síntomas. El protocolo de salud ha avanzado y se les exige al entrar a Canadá que vengan con el resultado de su PCR como requisito fundamental, añadió.

“A través de la observación que se les realiza en ocasiones encontramos algunos casos positivos, pero hasta ahora ninguno ha sido mortal, precisamente porque estas personas están muy bien controladas, se les informa cómo deben evolucionar desde el punto de vista de salud”, acotó la doctora Rodríguez.

En el inicio de la enfermedad aquí en suelo canadiense en marzo de 2020 las provincias con mayores casos fueron Ontario y Quebec, durante todo el año, pero siempre hubo menos contagios en British Columbia.

Esto evidencia que algo está funcionando bien en Vancouver y en toda la provincia, de lo cual quizás pueda aprender el resto del país.

La información a partir del inicio de la pandemia fue dirigida a los grupos más vulnerables, en particular durante los meses de marzo a abril de 2020, que es la etapa en que arriban más trabajadores agrícolas procedentes de México, Guatemala y El Salvador.

“Fue algo magnífico para mí como profesional y como persona poder contribuir a protegerlos, entre otras cosas porque su subsistencia depende de la oportunidad que les da Canadá de trabajar aquí, y ellos son la garantía de que disfrutemos de los productos del agro que la población canadiense necesita”, añadió Rodríguez.

Según la especialista, estas personas vienen todos los años, subsisten ellos y sus familias gracias a la posibilidad de trabajo que les ofrece Canadá, no podían dejar de venir.

“Nunca imaginé poder desarrollar esta labor tan importante para ellos y para la sociedad, porque para esto hay que certificarse profesionalmente, siempre me propuse que debía hacer algo en medio de esta pandemia para ayudar al prójimo, no podía pasar inadvertida en mi vida esta crisis sanitaria”, añadió.

“Esta fue una oportunidad, un regalo, poder colaborar en un grupo anexo a este personal certificado para llevar un mensaje de salud y vida a estos trabajadores agrícolas en su propio idioma, ayudarlos a minimizar el miedo, cuidarlos, hacer lo correcto para salvaguardar su salud y para que puedan seguir trabajando y aportando su labor indispensable a la economía canadiense, sin interrumpir su acceso a este medio de subsistencia esencial para sus familias”, aseveró Rodríguez.

(*) Nota redactada a partir de la entrevista en CorreoTV que puede ver en el canal de Correo Canadiense en YouTube