En convención minera PDAC, organizaciones civiles critican impacto ambiental

La convención internacional minera organizada por Prospectors and Development Association of Canada (PDAC), que cada año reúne a más de mil expositores, 2,500 inversionistas y 23 mil asistentes mundiales de la larga cadena de exploración y explotación en torno a esta industria, se realizó esta semana en medio de protestas de integrantes de la sociedad civil respecto al impacto ambiental negativo de estas empresas, muchas de ellas canadienses.

En el primer día de trabajos -el lunes- en el Toronto Metro Convención Centre y por espacio de casi dos horas, decenas de organizaciones civiles, ambientales y laborales pararon el tránsito vehicular en la calle de Front para protestar por la contaminación que provocan las empresas mineras en los territorios donde hacen tareas de exploración y extracción, muchos de ellos en Latinoamérica.

Organizados por Mining Injustice Solidarity Network, los líderes comunitarios protestaron con pancartas, tambores y danza contra lo que consideran una convención corporativa colonial de “supervillanos”.

Indígenas de las Primeras Naciones en Canadá denunciaron que los proyectos mineros estén contaminando sus ríos y consideraron una “vergüenza” que sus comunidades no tengan acceso a agua potable. “Mi hija tiene 24 años y nunca ha tenido agua limpia para beber”, dijo el jefe Wayne Moonias, de Neskantaga First Nation. Otros líderes indígenas canadienses acusaron que a las compañías extractivas sólo les interese el dinero y no el bienestar de las comunidades.

Sin embargo, el problema no sólo es aquí sino en varias partes del mundo, como Filipinas, Etiopía y Latinoamérica.

Kirsten Francescone, coordinadora para Latinoamérica de Mining Watch Canada, dijo que las mineras aseguran que están siendo sustentables, pero manifestó que esto en muchas ocasiones no es cierto y citó el caso de mineras en Ecuador o Colombia con proyectos en regiones ecológicamente sensibles.

Al respecto, Christopher Haldane, vicepresidente de Relaciones con Inversionistas de GCM Mining, uno de los más de mil expositores en PDAC, aseguró que la minera canadiense con operaciones de extracción de oro en Segovia, Colombia, está aplicando un desarrollo sustentable.

“Estamos haciendo mucho con el tratamiento del agua, educación y pequeña minería. Todo lo que estamos haciendo es para asegurarnos de que, saquemos lo que saquemos, no dejemos un medio ambiente peor de lo que lo encontramos”.

Haldane recalcó que GCM Mining se toma la parte ambiental “bastante en serio” y tiene en Colombia operaciones de alto nivel. La empresa iniciará operaciones en Guyana para sumar un total de 400 mil onzas de oro al año para el 2024. La onza de oro se cotiza actualmente en 1,800 dólares.

Las organizaciones civiles denunciaron que sólo en América Latina, los conflictos con empresas canadienses resultaron en más de 400 heridos y 44 muertes reportadas entre 2000 y 2015. Cuatro organismos de la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos han pedido a Canadá que tome cartas en las denuncias por mal comportamiento de sus mineras.

La figura del ombudsman, ¿sirve?

En enero de 2018, Canadá creó el Canadian Ombudsperson for Responsible Enterprise (CORE) para investigar los abusos de los derechos humanos de empresas canadienses que operan en el extranjero en los sectores del petróleo y el gas, la minería y el vestido.

Sin embargo, para Kirsten Francescone, la figura de ombudsman no funciona pues no es independiente de Global Affairs y ello deja a las mineras actuar en completa impunidad. Destacó la urgencia de implementar una “legislación vinculante que pueda hacer que las corporaciones rindan cuentas penalmente por los delitos ambientales y de derechos humanos que cometen”. Se requiere, dijo, un defensor del pueblo independiente que tenga el poder de investigar y responsabilizar a las empresas por sus delitos. “Necesitamos una legislación mucho más fuerte en Canadá para poder controlar las operaciones en el extranjero”, agregó.

Como parte de la convención PDAC, se realizó un día dedicado a promover las inversiones en Ecuador y otro también para Bolivia. Sobre este último, se realizó un evento en el centro de Toronto donde participaron Federico Tito, director técnico de Comibol, Pablo Ordóñez, abogado de PPO, y representantes de New Pacific Metal, empresa que hizo un descubrimiento de plata en Bolivia, considerado el más grande en ese país en los últimos 30 años y uno de los más importantes a nivel mundial en la última década.

“Nos sentimos muy honrados de ser el puente comercial entre Bolivia y Canadá, y reiteramos nuestro compromiso de promover las inversiones entre ambos países”, dijo Eldy Ampuero, presidenta de la Cámara de Comercio Boliviano-Canadiense.

Fotos: Isabel Inclán